16.3.08

Queridos Santos Reyes:

Hace poco, vía chat platicaba sobre la impertinencia de esa bella mentira piadosa que es El Día de Reyes, y también Santa Clós, de paso. Este fin de semana pasado, en la borrachera el tema volvió a salir a colación.

Blogueo mi reflexión:

Este año nuevo tuve un altercado con mis hermanos. Les dije que el año pasado le dije a mi sobrina que los Reyes Magos no existen. La llevé al super y le expliqué que celebrando el nacimiento de Cristo se les regalan juguetes a los niños, y que yo tenía una cantidad de dinero determinada y que pactaríamos el regalo que le gustara si me alcanzaba. Y así lo hicimos. Hasta la fecha ella está feliz con su muñeca, aún la conserva y se acuerda que su tío la compró con ella. Le dije que los Reyes no existen y que tampoco Santa Clós (y cuando crezca le diré que Dios tampoco existe), o al menos le dije que para mí, no existían.

Creo que esa madre de los Reyes es el fundamento pedagógico de nuestra corrupción.

Cuando era niño, veía la tele, y pedía juguetes caros, yo quería una pista Scalextric y una Vagabundo como las que salían con Chabelo. Claro que lo que me traían era una pelota y unos calzones Rinbros... y una loción de Micky Mouse que vendía Stanhome. Y en la escuela, al ojete que se porta mal y que es un gandallita le traían su Kid Acero con todo y su Karzac. Cuando uno pasaba la queja a los papás, que nos dicen que solo le traen juguetes a los que se portan bien, no te salen con ninguna explicación convincente.

Lección número 1.
La vida no es justa.
Y no hay explicación plausible ni manera de componer el asunto.

Pero desde luego uno no se queda ahí y busca una explicación, y te la dan los amiguitos insomnes: Los reyes no existen, son los papás. Y eso es natural, siempre existe el amiguito que con la emoción de los juguetes no duerme y detecta cuando los papás se levantan por la noche, sacan los juguetes ocultos y luego los colocan al pie del arbolito. Eso si alguien no vió ya los juguetes en el clóset antes de navidad y/o reyes. Desde luego, ningún padre admitirá algo así frente a sus hijos, es decir, ya talegones y grandotes se nos ha olvidado quién nos dijo que los reyes no existen y pretendemos que nuestros hijos sean tan imbéciles como nosotros mismos nunca lo fuimos. Cuando uno descubre el garlito no culpa a los padres por mentir, ni mucho menos. Simplemente uno asume la mentira como algo natural.

Lección número 2.
Los papás mienten.

Es decir, nuestras autoridades mienten y encima sabemos que ellos creen que no nos damos cuenta y al final ellos hacen como que dicen la verdad y nosotros hacemos como que les creemos. Pero cuando llegas con mamá y le dices, en un arranque de honestidad y franqueza, que ya sabes quiénes son los Reyes Magos, ella te dice con toda la calma del mundo: "entonces ya no te traerán nada". En mi caso, apliqué una broma que me recomendaron hacer mis propios amiguitos de la escuela:

-¡Mamá, mamá, ya sé quiénes son los Reyes Magos!
-Entonces ya no te van a traer nada.
-... ¡son Melchor, Gaspar y Baltazar!
-¡Ah... pues sí!

Lección número 3.
Para seguir recibiendo "regalitos" hay que seguir sosteniendo la mentira.

Y así va nuestro país. Con una educación así ¿cómo chingaos queremos que las autoridades no mientan y que la gente haga como que no pasa nada con tal de que no les quiten la torta y la matraca?

Y no me arrepiento de haberle planteado las cosas así a mi sobrina. Mi hermano estaba rasgandose las vestiduras porque no tenía para regalarle nada a mi sobrina el 6 de enero, y ella misma le pidió que le diera lo que pudiera comprarle. Es decir: ahora ella participa de los problemas en casa.

¿De veras sirven las mentiras piadosas?
¿De veras sirve de algo mantener una "ilusión"?

La última vez que platiqué con mi sobrina ya se le había olvidado la revelación que le dí. Y conjeturo que pasó una de dos cosas:

1. A mi sobrina le vale madre el asunto.
2. Ya entró en la etapa de complicidad con la mentira piadosa.

En lo personal, creo que costumbres como el Día de Reyes o Santa Clós son las maneras como se nos educa y se nos prepara para asumir con total normalidad una sociedad propensa al autoengaño, que gusta de las mentiras piadosas alejándose de la participación social y la objetividad en el pensamiento. Es decir: el cultivo de la ignorancia: el basamento de la corrupción.

En lo personal solo me tragué la mentira hasta el segundo de primaria, porque entonces además de mí, muchos de mis compañeritos de escuela vivíamos en casas donde las familias dormían juntas en el mismo cuarto. Todos en segundo de primaria ya sabíamos que nuestros papás cogían y que consecuentemente tenían hijos, todos jugando jugando ya sabíamos que existe una relación entre el amor erótico y la procreación, desde luego muy mal informados, pues a pesar de saberlo todo no había nadie que corrigiera las falsas concepciones.

Diálogo de segundo de primaria:
-¿Ya viste que el Cris tiene novia?
-Sí, ya se besan en el baño. Están ahí todo el tiempo.
-No mames, van a tener mil hijos. A ella le va a quedar el culo todo colorado.
-¡El culo!... no seas pendejo: los hijos salen por la panocha.

El pendejeado fuí yo, por cierto, y el pendejeante era un amiguito al que le decíamos El Chile. Otro diálogo, esa vez manoséandome con las hijas de un vecino. Ellas tendrían, la más grande unos 13 años y la más chica unos 10 o 9, como yo. Jugábamos a coger: ellas se bajaban los calzoncitos y yo les ponía el pizarrín entre las nalgas. Era todo, no había más, de pronto la más chica rompió a llorar y la más grande la reprendió:

-¿Qué te pasa, por qué lloras?
-¡Es que voy a tener un hijo!
-¡No seas pendeja, es hasta los nueve meses!

Y eso que a la más grande ya le habían dado educación sexual en sexto de primaria. Los maestros de primaria también están en la calle, uno de los maestros en mi escuela decía que las mujeres se pueden embarazar con el semen derramado sobre la ropa o en las albercas...

Y yo me pregunto, en ambientes así: ¿se pueden sostener las mentiras piadosas? Las mentiras del tamaño de El Día de Reyes se sostienen en casas donde cada quien duerme en su cuarto y cada cuarto tiene puertas, en una casa pobre lo que se sostiene es la farsa. Y como sea, yo siempre me pregunto: ¿Para qué chingaos quiere la clase media sostener una pendejada como el Día de Reyes?...

...y así va nuestro país, nuestra cultura. Todos vemos y sabemos lo que hacen los grandes; y viéndo cómo estamos educados, nuestra reacción es solo atinar a callarnos o hacernos cómplices. Ver cómo sacamos más, haciéndonos cómplices del autoengaño generalizado.

He dicho.




Por cierto... no todo el tiempo me tocaron los calzones Rinbros. La bicicleta Vagabundo sí me la compraron y la autopista no fue Scalextric pero sí tuve una, al final sí le compraron una Scalextric a mis carnales más chicos. Fue una etapa en que mi padre y sus compadres decidieron fundar una cooperativa mueblera -y antes de que la quebraran, gracias a un socio español y a la ingenuidad de los mexicanos, para variar-, hubo en mi familia una etapa de bonanza donde me tocaron buenos regalos de reyes. Pero para entonces, yo ya sabía que para obtener mi tajada tenía que colaborar y sostener las mentiras de mis papás. De todas maneras, me querían tanto que la calidad de los regalos no dependía de que yo me portara bien, sino de que nos lleváramos bien, que es distinto.



25 comments:

Bunta! said...

asu...
brillante!
saludos

Bunta! said...

aunque ahora que lo pienso hay otros paises donde no hay tanta corrupción y los niños tambien creen en santa clos...
pero eso de los niños pobres que se portan bien para recibir regalos y reciben cualquier cosa es hasta cruel y los jefes en vez de ilusionarlos los lastiman...

Edgar Clement said...

De hecho, el mito de Santa Clós es de los países bajos. El país con menos índice de corrupción es Finlandia, yo tomaría esa comparación con reserva. Tengo entendido que a los niños se les deja de hablar de Santa hasta por ahí de los 7 o 9 años... en nuestro país es más la cultura de gente que incluso sigue siendo hijo de mamá ya cuarentones.

Ese es otro vicio del que hablaré algún día, de usar el comparativo para soslayar el efecto en NOSOTROS MISMOS de cosas que en otros lados pueden funcionar de maravilla, pero en nosotros se pervierten de manera escandalosa.

Lo que es vitamina para unos puede ser veneno para otros.

Perravida said...

¡Maestro, excelentes sus reflexiones, no cabe duda de que usted sería un extraordinario padre de familia si se decidiera a serlo!

Por mi parte, yo que tengo una niña de cinco años ella sabe perfectamente quienes son los reyes magos, Melchor, Gaspar y Baltazar -que sí existieron pero hace muchos años- y que nosotros SUS PADRES le damos obsequios como una representación de lo que los reyes hicieron con Jesús, y eso no le ha hecho ningún daño, por el contrario, ella ha tomado conciencia de que hay un chorro de niños pobres y en orfanatos que no reciben nada y nos pide que llevemos juguetes, ropa y comida a la casa hogar de las niñas de la calle. Si los niños no toman conciencia plena de su comportamiento y sus acciones jamas los logras educar, formas mounstros convenencieros y mentirosos!

Yo creo que los niños valoran muchísimo más un juguete o una salida o un rato tranquilo que les dediques como padre o madre.

¿De que sirve que le compres los regalos más caros si no disfrutas de sus juegos, si jamás juegas con ellos? En el cole de mi hija se de muchos niños que les compraron sus cuatrimotos y JAMAS las han usado porque papi y mami no tienen tiempo para salir aunque sea a darle la vuelta a la cuadra¡

Carajo! pues en que chingaos estan pensando los papás, ¿no pidieron tener a los hijos más perfectos que pudiera darles la vida? y ahí estan ya se los dieron, ¿que diablos estan haciendo con ellos y por ellos?

Los niños no son nada tontos y a mí me gana la chilladera cuando mi hija me dice: "mira mami quiero ese juguete pero si no te alcanza para comprarlo puedes regalarme este otro. Además cuando yo sea grande y tu estés viejita yo voy a trabajar muchote para comprarte tus juguetes favoritos, porque tu siempre trabajas para darme lo que yo quiero!

Creo que lo estamos haciendo bien como padres, nadie te enseña a serlo hasta que tienes uno, y cada niño es un universo aparte pero JAMAS ENGAÑES O LE MIENTAS a un niño porque nunca olvidará ese engaño y esa mantira, y le produces un rencor que le puede costar años de coco wash.

Bueno me aventé un larguísimo choro maestro, pero valio la pena, o eso creo. Toco usted fibras muy sensibles de esta triplemente sensible mamá.

Perravida said...

maestro me interesa su opinion sobre este link:

http://nuestrotiempotoluca.wordpress.com/2008/03/14/el-regreso/

comenta o postealo...
besos

Aletsé said...

Esta reflexión tuya me recordó mucho a un cuento de Hernán Lara Zavala: El infierno tan temido. Lo tengo en un libro muy padre que se llama Atrapados en la escuela, de edit. Selector. Logré encontrarlo en el siguiente link por si lo quieres (lo quieren) leer online: dale click al nombre y luego al zip de descargar libro (es un cuento no muy largo). Va: http://www.biblioteca.org.ar/resultados.asp

Saludos, y ahora ya estoy pensando en mis sobrinos....

Aletsé said...

PD. No es de darle click al nombre, perdòn; es buscarlo primero en la base de datos de la pàgina y ya luego le das click.

Perravida said...

A que caray con la dislexia!° Fe de erratas: donde dice "mounstros" debe decir MONSTRUOS.

besostes

Edgar Clement said...

Pues se dice MOSTROS.

Perravida said...

:) gracias por su inmensa comprensión!

Besos.

Perravida said...

Este link tiene mucho que ver con esta entrada y conmigo también leelo completito:

http://sombrainvisible.blogspot.com/

15 de 33 se llama la entrada.

besos maestro.

Gaider Abdul Al-Hazred said...

¿Vale o no la pena soñar?

Yo disfruté mucho mis juguetes que les debo a los "reyes", deseaba que llegara el día y parte de mi dejo de creer en la magia cuando supe que no existían.

Pero para mí esos días en los que me levantaba temprano para ver los juguetes no tienen precio; los recordare con alegría durante mi vida. No solo por que se que mis padres se fletaban para darme algo ese día, si no que también por que sentía que había magia en el aire.

Lamento que al Sr. Clément le haya durado tan poco esa alegría.

¿Una farsa? Si, una gran farsa. Que por cierto otorga mucha felicidad.

¿A quién no les gustan las farsas? Nuestra diversión esta basada en farsas (montañas rusas, cuentos, comics, películas, etc...). ¿Es acaso lo que nos otorgan lo que apreciamos?

¿Qué es lo que nos otorga el día de Reyes?

1. La vida no es justa.

Yo llegue a esta misma conclusión hace mucho tiempo:

1. Mi vida es un asco.
2. Hay personas que tienen una vida peor que la mía.
3. Siempre va a ser así.

Pero nada tiene que ver con el día de Reyes. La vida del hombre esta diseñada para que nadie este completamente satisfecho... si eso llegará a suceder la vida perdería ese sentido y se volvería aburrida. ¿Y que pasa cuando las cosas se vuelven aburridas?

2. Los padres mienten.

Lamentable, pero en la suciedad (sociedad) en que vivimos no hay manera de pasarte el día diciéndole la verdad a todos. Si te cae mal tu jefe y se lo dices acabas en la calle; si le dices al tipo de la verificación que es un corrupto acabas tardandote más tiempo y pagando más dinero.

Nuestra sociedad se basa en un auto-engaño que es conocido por todos, si solo todos los engaños dieran tanta felicidad como el día de los reyes... otro sería este pueblo mío.

Diganme que no pero todos hemos pagado por ese engaño (y si me permiten, creo que muchos seguimos pagando).

De algo estoy seguro; tus padres no te esconden las cosas de mala fe.

Te están dando un regalo no solo por que se lo hayan dado "al niño Dios"; si no por que de alguna forma les gusta ver como te diviertes con la magia que vives en ese momento. También estoy seguro que cuando ven tu cara feliz no se la pasan pensando: "Tal vez le esté haciendo daño". El momento de felicidad es lo que importa.

Y que diga que no quién nunca ha sido feliz con una farsa.

El momento de melancolía que pase cuando supe que no existían los reyes magos es mucho menor que los momentos de alegría cuando pensé que sí existían.

La vida, una broma mortal, un viaje , una experiencia en donde cuenta que tan bien te la pasas. Si nos ponemos a llorar cada vez que oímos que alguien ha muerto entonces no tendríamos tiempo de reír. Aceptemoslo hasta nosotros mismos nos engañamos. No hay que ir muy lejos; solo vete al espejo.

Nos espanta la idea de que existan los asesinos seriales; pero nadie dice nada sobre que es la misma sociedad quien los engendra.

Quitarle la ilusión a un niño no está entre las diez cosas que quiero hacer en mi vida. No lo hice con mis primos y nunca lo haré con mi sobrin@.

Lamento estar en contra de este tan bien estructurado post; pero la verdad en México existe una realidad muy cruda.

Que jamas le mientas ni engañes a un niño es algo difícil de cumplir. Hay ocasiones que no hay de otra (ustedes saben a que me refiero, digo, elijan el ejemplo que mas les guste; casi puedo apostar que alguna vez lo han hecho).

Un niño en Neza sueña con ser presidente; pero a los 15 tiene que dejar de estudiar por que se necesita dinero para que su familia pueda vivir. ¿Donde quedó ese sueño? Sepultado en nuestra realidad; donde un pobre no puede ser artista, ni diputado, ni presidente y en donde los artistas, diputados y presidentes se conocen perfectamente bien entre sí (se que no es el caso de Edgar, pero es una realidad que tienes mas posibilidades de ser todo eso estudiando en la Ibero cuya colegiatura cuesta como 100 veces mas que la del Politécnico. ¿Y por eso es mejor?).

México no te permite soñar. Mientras vez que no hay pan en tu casa, mientras vez que tu padre se muere por los ineptos del seguro social, que te estan sacando de tu casa con todo y "tiliches" por no pagar a tiempo. No te permite soñar cuando vez gente comiendo de la basura.

Mi pregunta es: ¿Cuantas de las personas en el gobierno o con un negocio fuerte has pasado por alguna de estas situaciones?

Pocas, muy pocas.

Los ricachos pueden soñar por que no viven en cuartos de 8x8 con otras cinco personas. El decirle a un niño que la magia existe puede no ser lo peor del mundo. Pocos te lo reprocharán, de eso estoy seguro.

Si gustan soñar con la porquería de realidad que tienen enfrente diciendo que la magia no existe. Adelante.

Yo, por mi parte aún sueño con un futuro mejor y la realidad ya la veo suficientemente realista cada que paso por el bordo de Xochiaca.

Tengo 18 años, vivía de arrimado con mi familia (padre, madre y dos hermanas) en un cuarto de 8*8 que se caía solo de tanta humedad, con techo de lamina y que nos proporcionaba mi abuela, jugaba con la tierra cuando aún no pavimentaban Neza y saben que: Aún creo en los Reyes Magos.

No es regalar por regalar; es mostrar que los milagros existen aunque no sean tan fáciles de mostrar.

Permítanse soñar otra vez.
¿Son mas felices ahora que conocen la realidad?

Con permiso y me paso a retirar.

Saludos desde Neza.
L.J.

Edgar Clement said...

Ta bien pues, tú sigue soñando... disfrázate de Son Goku...

XD

Perravida said...

GAider, perdón que me meta pero yo como mamá JAMAS le he destrozado un sueño a mi hija ni ella ha dejado en creer en la magia!!!!

Ella se sueña astronauta, princesa, hada, ninfa, dragón, ninja, EL SECRETO ESTA EN EL JUEGO...no en el juguete...y más literal EL SECRETO ESTA EN TODOS LOS DIAS DE SU VIDA que le he leido un cuento aún cuando pensaba que ella no entendía cuando a penas tenía meses de edad y le contaba el cuanto de la princesa y el gisante o el gato con botas!!!

Ahora le ayudo a leer Narnia o El principito y los disfruta una y otra vez...en cada niño hay códigos que debes saber leer, no voy a engañar a mi hija le he explicado la MUERTE, LA CONCEPCIÓN,LA POBREZA, LA ENFERMEDAD, LA VEJEZ...y no por eso ha dejado de tener el sueño de ser una gran pintora o bailarina o astronauta!

Y por otro lado no hay mejor forma de educar a un hijo que con EL EJEMPLO, si le mientes te mentirá no hay de otra...

He dicho.

Edgar Clement said...

¡Ay, Gaider, Gaider!

Ya, en buen plan.
Creo que confundimos "soñar" con "ensoñar" e "ilusión" con "evasión".

Gaider Abdul Al-Hazred said...

Pues, no. No creo que sea evasión; evasión es mas bien como negar que las cosas pasan. No lo creo así.

Yo nunca he negado que mi abuelo ha muerto, que me hayan robado o que me va un poco mal en la vida. No se trata de eso; es de pensar que hay algo más allí que lo que podemos ver. ¿Es acaso el mundo solido por completo? Pienso que no.

Y por cierto; tal vez tengan mucha razón en algo: si no le han destrozado la ilusión a nadie es el COMO dicen una verdad y no el QUE es esa verdad.

Permitanme (sin disfrasarme de Son Goku) estar en desacuerdo con ustedes. Mi punto se basa en lo que yo he vivido (no hay mas). En mi experiencia los 6 de Enero de cada año eran muy felices para mí. ¿Para que me hago "wey"? Aún son felices para mí. Mis hermanas y yo seguimos dándonos regalos ese día.

No se como sea para ustedes.

Esta bien que tu hija (perravida) tenga la ilusión de ser bailarina, eso habla de una buena educación. ¿Cuantos años tiene? ¿Cómo conseguiste que tuviera aspiraciones? Se qué si tiene mas de 12 años y no vive en las zonas "bonitas" del país has logrado algo formidable y que, por cierto, le vendría muy bien aprender a muchos de mis ex-compañeros de primaría.

No se trata de evasión; si yo quisiera que se evadieran las cosas es como dar carta abierta para que la gente que -sobre-vive del bordo de Xochiaca fuera corrida sin mas ni mas (que por cierto es lo que están haciendo). No, mas bien que nos demos cuenta del trabajo que cuesta soñar en un país como México.

No se si me he dado ha entender.

Solo una cosa: ¿La sociedad esta o no basada en mentiras?

En serio. Sin reflexionar mas.

"La mejor forma de enseñar es con el ejemplo" ¿Siempre funciona esto?
La gente cuya familia no es digamos el ambiente "ideal" y sale adelante de forma honesta. ¿Fue educada con el ejemplo?

Creo que esta posición PRO y CONTRA de los Rayes magos viene directamente desde las reflexiones que cada uno hacemos.

¿Cuales fueron sus reflexiones?

Las mías -con respecto a el día de reyes- es que me dio mucha felicidad de pequeño. Se perfectamente que ahora que se la verdad esa felicidad se reduce -un poco-, como cuando sabes como el mago hace sus trucos o como se hacen los efectos especiales en las películas.

Nada mas.

Yo no quiero ser presidente, ni diputado. Yo desde niño he querido ser ingeniero y estudio ingeniería en la mejor escuela para ingenieros.

Soy afortunado (bueno, excusando la poca calidad de las escuelas en México; que no es el caso de mi escuela se los aseguro). ¿Cuantas de las personas en México llega a siquiera pisar una universidad estando inscrito? (no es por ti Clément, para artista no se estudia: se tiene desde niño y después hace talacha practicando y perfeccionando tu forma de expresarte).

No se trata de evadir. Se trata de afrontar la realidad y no olvidarse de soñar.

Y perravida:
Es verdad, lo que importa es el juego, no el juguete.

Es un placer debatir con ustedes.

Bueno, los dejó. Tengo que ponerme mi traje de Doctor Octopus para ir a la convención mas cercana. Bye.

Atte:
L.J.

Saludos desde Neza "El corazón de las tinieblas".

Perravida said...

GAider:

MI HIJA TIENE 5 AÑOS...y no tiene padre, bueno el biológico no está, sus referentes son mis hermanos, y no vivimos en una zona "bonita" somos clase medieros que cada día nos estamos acercando más a los lumpenproletarios con respecto al dinero pero con respecto a la educación SIEMPRE SEREMOS CLASE MEDIA, mi hija el ejemplo lo VIVE todos los días, todos los días me doy a la tarea de recordarle antes de dormir que ella puede llegar a donde quiera si se lo propone.

De su pelicula favorita EL GIGANTE DE HIERRO, siempre recuerda: "tu eres lo que tú decidas ser"...

Yo creo que ella logrará ser feliz que es lo más importante.

Mil besos GAider y me encantaría verte convertido en el mejor ingeniero de México.

Gaider Abdul Al-Hazred said...

Pues es que eso es lo importante.

Todos por alguna extraña y confusa razón buscamos el NIVEL DE VIDA.

Pero para que tu vida valga la pena debes tener CALIDAD DE VIDA.

Que parecen lo mismo, pero no es igual.

La gente que no tiene casa puede llegar a ser mas felices que los ricos con cuatro (ta difícil pero puede ser).

Me parece correcto que le digas "puedes llegar a dónde quieras".

A mí me dicen lo mismo.

Pero en eso de la educación con el ejemplo... pues he visto cosas en mi vida que me hacen dudarlo.

La mayoría de la gente de por donde yo vivo no ve la vida de esa manera.
Pero la clase media desde los 50's piensa que el tener un coche,una casa, un trabajo y haber estudiado la superior es símbolo de éxito.

Eso no siempre es así.
Puedes ser un profesionista exitoso completamente fracasado en tu vida. O un exitoso en tu vida fracasado en tu trabajo.

Creo que una de las cosas que me ha ayudado a llegar -al menos- a la superior es el hecho que yo desde niño sabia que a los 18 iba a estar estudiando para ser ingeniero... ninguno de mis compañeros planificaba a tan largo plazo. Esto es a lo que me refiero con soñar.

Yo soñé y aquí estoy. Aunque de hecho voy empezando. ¿Pero cuantas personas sueñan en realidad?

¿Tenemos que ponernos la camiseta de que somos adultos para ganar algo? He visto ese mundo y no me agrada. De hecho me da asco.

¿Pero es malo no querer pertenecer a ese gremio? No lo se, pero yo paso. Veo la vida a MI manera y si
sirve o no yo sufriré las consecuencias.

Es lo que yo he visto. Pocos siguen soñando. Se conforman con su trabajo de supervisor en hell-mart aunque su vida y sus labores sean vacías hasta para ellos mismos. Se aferran; no ven que hay mas allá de su nariz. Si un día me pasa esto de antemano se que voy a estar triste. La verdad.

Tu hija tiene mucho por delante... pero lo importante es que no deje de soñar. Yo le hubiese dicho que los reyes magos no existen pero tus razones tendrás. Lo importante es que le enseñes a soñar en algo mas que este mundo (que bastante del asco esta).

No tiene nada de malo hacer cosas para poder sobrevivir (pregúntale a los comiqueros de México sobre sus trabajos por encargo), pero no podemos quedarnos solo en eso. Hay que hablar, alzar tu voz y entender que tu sueño se puede hacer realidad. Chance y haces una maquina del tiempo para ver a los reyes XD.

Pero no, nunca evadirte demasiado (por que todos lo hacemos o lo hemos hecho; así es como funciona el cerebro del hombre). Mas bien es tomar la realidad y verle el lado bueno. Por que si nos vamos con lo que es... pues al menos hoy no dormiremos bien.

Perravida te deseo que seas la mejor madre del mundo.

Y creo que los Reyes Magos sirven para dar esperanza. El mundo no es plano aunque la gente diga lo contrario.

Por cierto también creo que uno de los puntos por los que mi amada Neza no avanza es por que muchos son mas flojotes que yo (y eso esta cañon), así que me quedó con tres frases que me dijo alguna vez mi -sacrosanta- Madre:

"O trabajas o estudias, yo no quiero flojotes en la casa. Y si quieres trabajar te consigo un puesto de dulces y desde aquí te cuido."
-Eso me lo decida cuando yo comentaba que no quería ir a la escuela y como sabia que en serio era capaz de ponerme el puestesito... pues mejor no le jugaba al vivo-

"Si quieres ser barrendero; se barrendero. Pero el mejor del mundo"
-Creo que se entiende sola-

"Yo no te voy a dejar ni un peso de herencia, tu herencia va a ser tu educación; eso sí hasta donde quieras estudiar."

-Esa me la dijo una vez que le pregunte si me iba a dejar herencia... ahora me da risa por que le digo que quiero tener doctorado y me contesta que esa me la pago yo sólito... je-

Bueno me retiro por que estos tentáculos na mas no quedan.

Saludos desde -mi trabajo en- Neza.

Atte:
Gaider Abdul

PD. Mis hermanas y yo, aún creemos en los Reyes Magos (¡Este año me toco ser Baltazar! y no, no me puse disfraz).

Edgar Clement said...

No, ps...
Ta'chido ¿no?

:)

Perravida said...

:) gracias por el voto de confianza que me das Gaider como mamá joven!

Yo creo que yo voy a ser igualita a tu mamá en unos años, porque desde ahorita siempre le digo a mi hija que en mi casa el que no trabaja o estudia no come! aunque si mi hija decidiera no estudiar ni trabajar psss me sería retedifícil ponerla a huelga de hambre XD

:P

Edgar Clement said...

Yo no trabajo, le pido mi comida a los Santos Reyes, pongo cara de ilusionado... ¡y me la traen!

Perravida said...

ayyyy Edgar! JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAAAAAAAAAAAAA

Me encanta su ácido sentido del humor. Besostes

Perravida said...

Por cierto algún día le contaré como fue que a los 6 años caí en la cuenta de que los niños y las niñas éramos retedistintos fisiologicamente. Le va a dar retehartísima risa :D pero solo se lo cuento a asté porque lo tengo en alta estima ;)

Gaider Abdul Al-Hazred said...

Ejem...

Sr. Clément:

Hombre de poca fe, los reyes solo traen regalos el 6 de enero (5 de enero en la madrugada en su defecto y el 7 si no alcanzaron a recorrer todo el mundo). Pero su despensa bien se la puede pedir al PEJE o al PAN. Esos a que si le dan de comer.

¿O es acaso que esos son sus Reyes magos?

O.o
o.O

En ese caso entiendo por que no cree en ellos. Yo tampoco lo haría.

Atte:
L.J.

Disfruten la última cena.

Anonymous said...

Siempre que me acerco a leer este blog y hacía rato que no venía, termino desesperado y un tanto triste... y esto es aunque encuentro los temas y la info interesantes y se aprende bastante de los comentarios, pero me aventuro a decir que se siente esa vibra de desesperación e impotencia típica de nosotros los mexica...no...s en los comentarios.. y en el estilo un tanto fatalista que asumimos una vez leídas las notas y los artículos pero por esta misma razón siempre me he sentido impulsado a dejarle mi comentario, hay que darle pa delante y nuevamente felicidades por el blog, saludos!

El "debate de los Reyes Magos" es bueno pero el sujeto de debate con
Gaider se perdió porque al final el fenómeno criticado no es "los Reyes Magos" en sí... lo que plantea Clement según interpreto es la idea de la prolongación de las mentiras como forma de educación... de ésto ya se ha mencionado antes inclusive hasta en las canciones de Caifanes... hasta en las rancheras ... la mentira como forma de convivencia... como juego y en la forma de bromas... la verdad a medias... la ambigüedad en el lenguaje y en las acciones y por supuesto la oportunidad y el deseo de creernosla, la comodidad ganada con la prolongación de esta estructura. La idea (paternalista) de protegernos del duro golpe de las verdades y mantenernos "contentos".
Lo que importa discutir sería cómo enfrentar problemáticas educativas y no si es sano o no hablarles a nuestros hijos de los Reyes... ya sabemos que no pasa nada si despues de eso sigue habiendo un diálogo con el hijo, si se continúa un lazo de comunicación... Y es que toda este sistema de educación "alternativo" y omnipresente en nuestra cultura, que representan las mentiras piadosas se desarma con educación, la cuestión se remite casi automáticamente como al fenómeno de huevo y la gallina... como educamos si no estamos educados? ahh! pos ahi está el meollo del asunto. De cualquier modo las personas con ideas más avanzadas siempre hayarán el modo de no entretenerse ni enfadarse con argumentos sesgados, a pesar de que soñar en Mexico cuesta más energía física y mental y la mayor de las veces no alcanza ni para dormir.

Y es cierto que la buena argumentacion se tuerce bastante cuando lo hacemos a la defensiva y porque se nos toca un ícono de nuestra educación, un referente de nuestra infancia, de nuestro espacio feliz, de nuestra sacrosanta identidad, al punto de "defender" sólo la forma y no el fondo, el punto no son la existencia o no de la tradición, sino la inercia en las formas de educación y de convivencia con nuestros hijos, la inercia con nuestra INFANCIA por nuestra necesidad de prolongarla por representar nuestro paraíso perdido. Y esto sólo refuerza la inercia del pensamiento.
Y releyéndome quiero aclarar que la educación no sólo estriba en conocer si los Reyes existen o no, si los números y contar o en escribir frases y no fraces, o saber que la mujer ovula y el hombre eyacula, todo eso es información buena y necesaria, pero la educación relevante es la emocional, lo que llaman inteligencia emocional y que según dicen (los pinches gringos tan cuadrados y tan encajonadores) se da esencialmente hasta los 5 años, pero yo quiero creer que es posible cambiar a cualquier edad. Enseñar la paciencia, la Observación de uno mismo y del entorno, la reflexión, el conocimiento y el poder del lenguaje, la buena alimentación, la respiración, la perseverancia, la coherencia, el interés y el amor al trabajo, la curiosidad intelectual, son algunas de las materias que nos toca mostrar a nuestros hijos y a nosotros mismos.

ora pues ahi le paro.

david