2.7.10

innocence

.















2 comments:

Enrique said...

ay caray! creo que esta seria la prueba inequivoca de que no necesitamos a nadie que nos enseñe a hacer el sexo (porque yo creo que el sexo se hace, no se tiene)

Enrique said...

Sí es equívoco. Pero la posibilidad, es fascinante.