6.10.07

Vanitas... adelanto de Día de Muertos.

Vanidad de vanidades, dijo el Predicador;
vanidad de vanidades, todo es vanidad.


En el arte barroco hay una vertiente harto interesante: las vanitas.

Un género pictórico y escultórico muy muy chido que adoptaron sobre todo los pintores holandeses en el siglo XVII, o séase que es arte barroco. En España también se desarrolló, pero no sé por qué chingaos no encontré imágenes en internet. Las vanitas son piezas artísticas cuyo tema es plasmar un recordatorio de lo fugaz y vana que es la vida, es un tema que se emparenta con los memento mori, las danzas macabras y las ars moriendi... a'i dice todo en el artículo de la Wikipedia, de hecho como que me la estoy planchando. Le sigo con el planchazo (La Maestra Cuquita Pistolera me reprobaría, jo'er).

En esta vanitas que está en Francia, está un tal René de Chalion que murió en batalla, ofreciéndole su corazón a Dios, y de paso recordándole a todo transeúnte que ESO es más importante que esta pinche envoltura corruptible que es el cuerpo. Desde luego, su premiesote vendrá ahora que ya está muerto... jojoy! La crítica a esta actitud de la cultura cristiana donde el sentido de la vida se coloca "fuera de la vida" la hizo Nietzche en El Anticristo.

Aquí hay un artículo de un Maestro Marcelo Jurisich que habla sobre esta onda del drama barroco y ese sentimiento de melancolía que tanto gustan remedar los darketos. Pero antes de que lo lean, le sigo yo:

En España se desarrolla esta sensación de vanalidad de la vida, pero sobre todo a través de la poesía y la literatura. Se desarrollan sentimientos de profundo pesimismo, de un fatalismo que lleva a creer que nada es susceptible de cambio, un constante desengaño de la vida y de la valía humana, y una total pérdida de los ideales que curiosamente forjaron eso que llamamos "modernidad", es decir: el espíritu barroco, tal como nos ha sido inculcado, nos despoja de TODO el instrumental anímico para forjar una sociedad moderna: no confiamos en el hombre ni en sus instituciones, y al final, tampoco nos comprometemos con su posible cambio, pues no creemos en el cambio... sí, sí, ya sé que dirán que "sí-se-puede-sí-se-puede", pero yo mas bien creo que al final "no-se-pudo-no-se-pudo". El cambio es una especie de gracia que de llegar llegará de la mano de "Dios", de "El Rayito de Esperanza", o de algún líder (crístico) carismático y mamón y no del trabajo, la organización y el esfuerzo humanos, pues el humano es una basura, es corruptible: "Es decir, hay fe en la religión pero no hay razón para la vida"(1)... desde luego, para un sistema de pensamiento como éste, el acabar desencantándonos de "Dios" o de "El rayito de Esperanza", o del "IFE" es lo ideal, lo mejor que puede suceder para "una sociedad que ha perdido la idea de progreso"(1), o que está en vías de perderla totalmente para que esta sociedad no se responsabilice de su propia Historia.

¿Y qué quedará al final ante esta visión de la vida?...

La fiesta.

Síii, sí, sí... pos me dirán lo que quieran, que si muy pinche dividida, que si fue protesta, que si la mamada, pero fue pachanga al fin... ¿o qué, de veras pasó algo?, ¿en algo afectó el performance a lo que está sucediendo alrededor? Fue fiesta, fue fiesta... hubo una bronquilla y ya, nada más... ¡ah, chamaquines!... los mítines y manifestaciones son estrategias barrocas... pero en fin, síganle leyendo. Si le explico bien ya verán por qué lo digo.


En algún momento dije en este bluff, digo: en este blog, y si no lo dije lo digo ahorita:

Para que se empiece a generar una ruptura de nuestros círculos viciosos que nos llevan irremediablemente a perdernos como propuesta civilizatoria, es necesario buscar un sentido de trascendencia.

Una herramienta, una idea que nos dé el motor necesario para romper los vicios que nos hacen ver la vida como algo sin un significado trascendente y que no va más allá de sí misma, que nos hace ver la vida como algo que hay que "vivir en el momento" y para el momento, sin planificación a futuro, ni a medio ni a largo plazo...

Pero... ¿pos pa'qué?
Si al fin la vida no vale nada...



La idea de que la vida es intrascendente no se remite solo a José Alfredo Jiménez, es un esquema inculcado desde la colonia con toda su carga barroca venida de España, y reforzada por una miríada de pueblos y culturas atomizadas e irrumpidas por el proceso de Conquista. Tan de allá nos viene ese espíritu de intrascendencia que nos sirve de ejemplo que en las mismas fiestas de San Fermín, en Pamplona, la fiesta donde en el encierro "la vida no vale nada", culmina con toda la puta bola de vascos cantando... ¡El Rey!... ¡Tómela, barbón!... incluso hay vascos que creen que la canción es española, ignoro si hay alguna versión en vasco.



¿No les digo?
Si Dios nos cría y nosotros nos arrejuntamos.
Tales para cuales...


La pasión por las vanitas, nos impregna, nos seduce... al menos a mí, no sé a ustedes. Ese gusto por los cráneos se empata con la craneofilia azteca y reforzamos, por ambas herencias, nuestro amor por lo muerto, por lo inmóvil.


En inglés las vanitas también están en el género de naturaleza muerta, y se les llama también still life, vida detenida. Cuando la pareja muere o se va nos regodeamos en el recuerdo, no se nos ocurre buscar una pareja para el hoy pues la vida está aquí, sino que buscamos detener la vida. De la misma manera nuestros duelos a nivel personal, económico, social, mítico, etcétera, se prolongan al grado de convertir nuestra vida en una lista de agravios en lugar de buscar solución al esquema que nos hace "tropezar con la misma piedra", esa pinche piedrita que al final nos inculcará que nuestro "destino" es "rodar y rodar... llorar y llorar", esa froma de pensar que nos vicia en el movernos sin cambiar, en hacer que todo cambie para que todo siga igual... la chinga es que nos empeñamos en la inmovilidad barroca, pero a pesar nuestro: seguimos vivos. El ímpetu del movimiento es parte de nuestros remedos de los que rompieron con ese lastre y ahora envidiamos aunque tachemos de aburridos y fríos, pero no nace de nosotros. El sueño como una forma de muerte en vida, como la dispocisión de ser espectadores del mundo y no protagonistas, es una carga heredada de España.

con este engaño mandando,
disponiendo y gobernando;
y este aplauso, que recibe
prestado, en el viento escribe,
y en cenizas le convierte
la muerte, ¡desdicha fuerte!
¿Que hay quien intente reinar,
viendo que ha de despertar
en el sueño de la muerte?

La vida es sueño, Calderón de la Barca

Pos sí, sueña Slim que es el hombre más rico del planeta y Felipe que es Presidente y Elba Ester que es Gordillo... ¿qué significarán sus vida si de todos modos se van a morir?...




¿Qué es la vida? Un frenesí.
¿Qué es la vida? Una ilusión,
una sombra, una ficción,
y el mayor bien es pequeño:
que toda la vida es sueño,
y los sueños, sueños son.

La vida es sueño, Calderón de la Barca

Un pensamiento muy ad-hoc para ellos, nosotros nos consolamos que se van a morir como cualquiera de nosotros, pero mientras nos morimos ya nos clavaron la ñonga... y ellos risa y risa...




En fin que ya con esta me despido, y con este post les doy changos sus mecotes, digo: sus mecates... y de paso les adelanto el Día de Muertos. Y si René de Changolión le ofreció su corazón a Dios, yo no me quedo atrás... ¡qué chingaos!

No es verdad que vivimos,
no es verdad que duramos en la tierra.
¡Yo tengo que dejar las bellas flores,

tengo que ir en busca del sitio del misterio!

Pero por breve tiempo,

hagamos nuestros los hermosos cantos.


Anónimo nahuatl de Chalco.




... o nuestros hermosos comics.
XD

Por cierto, el albur no es más que poesía barroca mexicana dura y pura, y si me apuran, las calaveritas y esas cosas son una sincretización de las vanitas barrocas.
Luego les cuento de eso...
:P

Izkerrikazko agur



17 comments:

Cuquita la Pistolera said...

Ugh, no conocía ese género ni sabía que se llamaba vanitas, por cierto, algunas veces he leído la frase "vanita vanitatis" ¿a qué se refiere? Porque lo busqué en la red y no llegué a nada.

Ah, cómo eres, ¿así que yo te reprobaría? Nada más déjame hacerte un exámen y lo vemos.

:=)

Edgar Clement said...

Es la pronunciación en latín de "Vanidad de vanidades", frase tomada de un versículo de la Biblia: Eclesiastés 1:2, con el que abro este post.

"Vanitas vanitatis et omnia vanitas"

Y se refiere a que, pues todo es una vanidad frente a la gloria de Dios. Este libro es chido, es como una guía para el bien vivir, en el cuerpo del libro los capítulos versan sobre la vanidad de la ciencia, de los placeres y de la sabiduría, del hombre de bien, de la muerte y el destino. A mi parecer, el Eclesiastés es, junto con el Cantar de los Cantartes, uno de los libros más bellos de la Biblia.

En la versión que tengo de la Bliblia, que es la que más me gusta, la Nacar-Colunga, dice:

"Vanidad de vanidades, dijo el Cohelet, vanidad de vanidades; todo es vanidad"

El Cohelet es uno de los hijos de el Rey David...
el que cantaba las mañanitas...

:P

Cohelet el Predicador, hijo de David, se aventó este libro para hablar sobre el sentido de la vida, pues. De hecho, Renato Leduc se inspira en el capítulo 3 del Eclesiastés "Todo a su tiempo", para su poema aquel que se intitula: "Aquí se habla del tiempo perdido que como dice el dicho, los santos lo lloran", y que conocimos popularmente simplemente como "Tiempo" en las voces de Marco Antonio Muñiz y el Maestro José José, y que dice mas o menos así:

http://www.youtube.com/watch?v=UHFlHjlD08I

Por cierto, otra de las obsesiones del barroco es el transcurso del tiempo, en contraposición a los protestantes que en un par de siglos pasaron de preocuperse por el tiempo a utilizarlo y adjudicarle valor económico... "Time is money", dijo Franklin... y acá nos quedamos cantando el Eclesiatés...

Toing-oing-oing-oing!

Perravida said...

LEY CONTRA EL CRISTIANISMO:
Dada en el día de la salvación, en el día primero del año uno (-el 30 de septiembre de 1888 de la falsa cronología)

Guerra a Muerte contra el vicio: El Vicio es el Cristianismo

ARTÍCULO PRIMERO: Viciosa es toda especie de contranaturaleza. La especie más viciosa de hombre es el sacerdote: él enseña la contranaturaleza. Contra el sacerdote no se tienen razones se tiene presidio.

ARTÍCULO SEGUNDO: Toda participación en un servicio divino es un atentado contra la moralidad pública. Se será más duro contra los protestantes que contra los católicos, más duro contra los protestantes liberales que contra los protestantes ortodoxos. Lo que hay de criminal en el ser-cristiano crece en la medida en que uno se aproxima a la ciencia. El criminal de los criminales es, por consiguiente, el filósofo.

ARTÍCULO TERCERO: El lugar maldito en que el cristianismo ha incubado sus huevos de basilisco será arrasado, y, como lugar infame de la tierra, constituirá el terror de toda la posteridad. En él se criarán serpientes venenosas.

ARTÍCULO CUARTO: La predicación de la castidad es una incitación pública a la contranaturaleza. Todo desprecio de la vida sexual, toda impurificación de la misma con el concepto de impuro es el auténtico pecado contra el espíritu santo de la vida.

ARTÍCULO QUINTO: Comer en la misma mesa con un sacerdote le hace quedar a uno expulsado: con ello uno se excomulga a sí mismo de la sociedad honesta. El sacerdote es nuestro chandala, - se le proscribirá, se lo hará morir de hambre, se lo echará a toda especie de desierto.

ARTÍCULO SEXTO: A la historia sagrada se la llamará con el nombre que merece, historia maldita; las palabras Dios, redentor, santo, se las empleará como insultos como divisas para los criminales.

El Anticristo. Alianza Editorial. Friedrich Nietzsche

Esto si que estuvo muy bueno! No digo más porque si no lo arruino.
Besos.

Perravida said...

Por cierto, rememoré el librillo de "El nombre de la rosa" de Umberto Ecco

Edgar Clement said...

Bueh... también hay que leer a Nietzche con calma.

Era un hombre que "tocaba el piano a martillazos", se dijo de broma pero creo que había algo de verdad en la frase, yo procuro no sacarlo de contexto tan a la ligera.

A mi ver, Nietzche es un gran humanista, pero su estilo ríspido puede hacerlo bandera de fascistas -y de hecho así fue- de manera muy muy fácil.

Perravida said...

Luego nos echamos una plática a fondo sobre Nietzsche porque considero que su obra ha sido relegada en muchos circulos debido a que su lectura ha sido estrechamente vinculada a los nazis, pero si Nietzsche hubiera conocido a Hitler definitivamente le habría mentado su mauser pues estaba hiper alejadísimo de sus planteamientos del súper hombre en el Así hablaba Zaratustra!!!

Un beshote Maestro.

Edgar Clement said...

Pos es lo mismo que yo digo, Gabriela.

Perravida said...

:)

“O sidus clarum puellarum”, le grité, “o porta clausa. fons hortorum, cella custos
unguentorum, cella pigmentaria!” y sin quererlo me encontré contra su cuerpo,
sintiendo su calor, y el perfume acre de unos unguentos hasta entonces
desconocidos. Recordé: “¡Hijos, nada puede el hombre cuando llega el loco
amor!” y comprendí que, ya fuese lo que sentía una celada del enemigo o un
don del cielo, nada podía hacer para frenar el impulso que me arrastraba, y
grité: “O, langueo” y: “Causam languoris video nec caveo!” Porque además un
olor de rosas emanaba de sus labios"...

Esta parte del Nombre de la Rosa
es la que vino a mi mente cuando leí tu post!!!!

Besos mil...

Perravida said...

Por lo que respecta al estilo de vanitas barroca, mencionas que no encontraste ninguna imagen española, me parece que en Santiago de Compostela fue muy usado este estilo pero déjame lo checo con un chamacón que vive por esos lares...si encuentro imágenes te las mando al mail pa´postear a gusto no? ;)

Perravida said...

Mira lo que encontré:

http://joshhalberthal.fotopic.net/c1023694.html

Echale un ojito y coincidiras en que en la catedral de Santiago de Compostela te ciega tanto barroquismo!!!

Cuquita la Pistolera said...

Estas son las mañanitaaaas que cantaaaba el rey Daviiiiid, hoy por ser día de tu saaaanto te las cantaaaamos aaaa tí...

Despieeeeeertaaaaa mi bieeeeeen despieeeeeertaaaaa.....

Abrazos, globos y serpentinas....

Edgar Clement said...

Hasta el 10, hasta el 10...

:P

sfera said...

ya SR. clement sube algo escaneado del gallito comic como las portadas que estan bien rifadas profavor.

KUMIKER said...

¿Y qué quedará al final ante esta visión de la vida?...

pero ke wena pregunta ca'on...y despues de chutarme todo el choro mareador ke te aplicaste...la respuesta la tengo bien clara...¿qué quedará al final ante esta visión de la vida?...pues kedare yo, preguntandome como chingados fue ke llegue hasta el punto en ke perdi la vision de mi propia vida, fatalistamente, (cual pinche niño "emo" ke deambula por la calle citando autores ke ni sabe kienes son pero ke ahi sta el wey repitiendolos cada ke se puede)
Lo mejor ke puedo hacer para evitar despertarme un dia en esa realidad, es mandar todas esas ideas lelas por el caño y sonreirle a la vida, a mi vida...ya si los demas se quieren chingar, mal por ellos...si esas ideologias "viajadas" del barroco y romantisismo catolico culpavilisante se estan haciendo "populares" habra ke hacer algo...yo ya empece...escribiendote este chorizo (en el buen sentido)y mañana sera la misma actitud...en una de esas se le pega al de al lado y ya habremos ganado como humanidad, no crees?

Edgar Clement said...

Pues, Kumiker, de ese frenesí barroco salió Descartes haciéndose esa misma pregunta en milseiscientos treintaycacho, cuando estuvo en Holanda (barrio protestante, a propósito), y se puso a pensar en su "Discurso del método", donde efectivamente se cuestionó lo mismo que tú te estás cuestionando al darse cuenta de lo tramposo del pensamiento barroco, y comenzó a dudar de todas las cosas, incluyendo la existencia misma y llegó a la única certeza posible:

YO EXISTO... ¿Y cómo puedo comprobar ésto? Porque estoy pensando, luego entonces, existo.

"Pienso, luego existo"

El pensamiento cartesiano es lo que salvó a los franceses de irse al tercer mundo en la economía moderna.

Chécate la Wikipedia...
http://es.wikipedia.org/wiki/Ren%C3%A9_Descartes
... y el apartado de "Las reglas del método": El sistema educativo francés está basado en las reglas cartesianas. Ahora ya es algo obsoleto y necesita reformas importantes, pero fue lo que permitió el dichoso "Siglo de las Luces" y el desarrollo industrial de Francia en los siglos XIX y XX. Por eso, entre los países ricos, Francia, sin ser protestante, es el único país católico desarrollado.

La excepción que confirma la regla.

Edgar Clement said...

... y por cierto, Kumiker... creo que por ahí va la actitud.

Primero a sanar el espíritu, ya después se le pondrá el fuego guerrero. No podemos pensar en cambiar nada con el alma envenenada.

uacasa-nueva said...

Joder tio! muchisimas gracias por tu publicacion y profundizacion del tema, me habeis ayudado muchisimo con mi tesis, soy estudiante de arte y esto parte de mi tema.

grande! de corazon muchisimas gracias que chevere que exista gente inteligente publicando mierda util.

gracias!