17.4.07

La Historia: primera lectura.

La historia solo tiene sentido si se puede considerar como una evolución humana única y lógica. De no ser así solo sería una masa incoherente de potencias que suben y caen, de individuos que crecen y mueren. La eternidad no tiene historia, como tampoco la tiene el caos.

Historia Universal del Hombre; Erich Kahler; FCE; 2004.

El nombre original del libro que cito es Man the Mesure. Algo así como "El hombre es la medida" o "Humanizar la dimensión"... ¡Ayúdame pinche Ernesto!... ¿Cómo se traduce Man the Mesure?
Como sea, parece que los pendejos a la hora de ponerle los nombres a las traducciones no solo están en las distribuidoras de películas, también los hay en el mismísimo Fondo de Cultura Económica. Me gusta eso de Man the Mesure, me evoca algo así como La dimensión humana. Espero no equivocarme.

Apenas estoy empezando a leer el libro y ya pinta. Recomendación cortesía del mentor Víctor Del Real... ¿a poco no se oye bien cabrón eso de...

La eternidad no tiene historia,
como tampoco la tiene el caos.

¡Pa'su madre!... así hasta dan ganas de ser intelectual.
Digo eso en un velorio y me hacen Padrino...
¡a huevo!

Sigue Erich Kahler con sus netotas:

Lo que llamamos historia comienza con el concepto judeo-crsitiano del hombre como la imagen de Dios, el creador del universo. Este concepto supone la idea del orígen común a todos que ha sido fijado por Dios. Se considera la historia del hombre como su progreso de la caída a la salvación. Pero l tema de la historia no era precisamente el hombre como entidad secular, sino el bienestar espiritual del alma humana, la purificaciópn de ésta y su acercamiento a Dios.
Arrancado del Renacimiento... [el hombre pasó a] la creencia en el progreso ilimitado y rectilíneo de la humanidad, en el poder infinito de la razón humana. Salvación llegó a significar autosalvación del hombre con el crecimiento de sus luces. Se supuso que con este crecimiento o con la mejora de las condiciones materiales los hombres llegarían a ser mejores y más felices. Así pues también esta época, el tema de la historia no fué el hombre, sino la razón humana o las condiciones económicas en que aquél vivía.
Mas el rápido progreso que tuvo lugar durante el siglo XIX demostró que el hombre no llegaba a ser mejor ni más feliz... De hecho, la ruptura de la unidad de la historia es tan completa qu el historiador moderno no se atreve a suponer que exista la historia, o una evolución humana lógica.

Iba a poner un apuntote sobre un "resumen histórico", pero tenía que transcribirlo, me lo aventé en el salón Niza... igual y está muy pendejo, pero ya llevaba tres cubas de Don Q con coca y así no se puede ser perfecto... 'ngao.

En fin, que leo y leo historia y nomás me suena ajena... a mí me pasa, no sé a ustedes. Hasta el momento la historia sigue siendo la historia del occidente europeo, del dominante. Al final leer esta historia me explica muchas cosas, me explica tanta pendejada, tanta mierda y corrupción... pero no me da respuestas.

Cuquita La Pistolera
me recomienda a James Scott, Los dominados y el arte de la resistencia. Encontré un resumen -tramposo de mí: son los dos primeros resultados de Google-, y suena harto interesante, en cuanto pueda iré a conseguirlo, la edición es de 2006, así que muy probablemente no ha sido descatalogado como Gunder Frank. En su blog, cuando Cuquita La Pistolera nos cuenta de su viaje a Bolivia, nos agasaja con una foto de El Tío.

Les presento a El Tío.
La foto fue tomada recientemente en una mina boliviana y bien puede llevar de pie de foto cita de monje del siglo XVII quejándose de la idolatría de los indios.

¿Cosas de indios?
pues pue'que sí...

Link




14 comments:

Cuquita la Pistolera said...

Para un texto que cuestione la historia occidental te recomiendo a James Scott, "Los dominados y el arte de la resistencia". A mi Kahler no me parece la neta del planeta (ni de la historiografía).

Edgar Clement said...

Perfecto... anotado.

Deja termino a Kahler y lo comento.

Jay_traveller said...

que onda, quitaste la imagen del apunte?

Edgar Clement said...

Nop. A'istá, a'i la veo clarita.

Oscar_Javier said...

Hola!! llegue a tu blog por el artículo "el cómic máster" de la revista chilango." CRIMINALMENTE POCA MADRE" es el adjetivo calificativo que humildemente profiero en relación de tu trabajo "Operación Bolivar". Chido tu blog y ¿que hay de cierto en eso de las cantinas cochambrosas del centro??... ¿y sobre todo cuales recomiendas???
Oscar...
http://blogskr.blogspot.com/

berrinchuda said...

una evolución humana única y lógica????
qué mamada es esa?

Edgar Clement said...

Significa, Gabriela, que la "historia" solo tiene sentido si la lees como un proceso líneal y coherente... así le entendí yo.

Edgar Clement said...

nah... parece que Kahler no tuvo mucho exito... lo guardo para mí, pero me parece interesante su intento de recuperar una lectura humanista de la historia, aunque parece que la lectura materialista aún da para rato.

Luego subo un post recomendando cantinas cochambrosas...

Ernesto said...

Leer a Kahler es interesante. Hay que tomarlo como sintomático de su época... la palabra, mi estimado Clément, es "measure" (faltaba una "a"), y pues sí, podría traducirse como "El hombre es la medida", aunque no tenga verbo el título, aunque siempre se podría interpretar "Man" como verbo y pensar que buscaba "humanizar la medida", aunque las feministas, sin duda, dirían que la buscaba "masculinizar"). Así que sólo el título da para deconstrucciones miles.

La idea de la historia como proceso fluido y sin interrupciones fue famosamente "desmantelada" por Foucault, aunque claro que Nietzsche ya lo había cuestionado. Todo el materialismo histórico busca derrocar la idea historicista de la historia como proceso sin contradicciones. Marx, chingaos. Recomiéndote Benjamin, sus tesis sobre la filosofía de la historia. "La tradición de los oprimidos" es un término que toma Benjamin de Marx, y ve en cada documento un acto de barbarie (los museos, acumulación de la historia de los vencedores, no de los vencidos). Para Benjamin la historia debe hacerse "a contrapelo", como acto de redención de los muertos, de los vencidos, de los documentos que no nos llegaron, que se destruyeron, en lugar de la historia como acto celebratorio de los victoriosos, los verdaderos bárbaros...

Por otro lado, Kahler fue una figura importante en su tiempo, valorado como crítico literario también, amigo de Mann, Klaus, Brogh, Charles Bell, Einstein. Tampoco hay que tirar a la basura su trabajo sólo porque ahora, en este siglo, pensemos diferente...

Ernesto said...

Quise decir "Broch" (Hermann), no "Brogh". Fue un dedazo. Saludos.

Edgar Clement said...

Qué curioso que menciones a las feministas, mi Ernesto.

Desde mis cotorreos con las feministas del primer mundo me surgió la inquietud por el humanismo, y que coincide con la recomendación del Vic de leer a Kahler.

Y es que cotorreando y cotorreando en torno a los derechos de los individuos ("individualismos", diría yo), el régimen de estado benefactor de los países del primer mundo unida a esta estrategia neoliberal de lo "politically correct" a veces rozan el ridículo. En Alemania ahora van a dar apoyo económico del estado a los obesos por considerarlos enfermos, y ni siquiera les llaman "overweight" o algo así, son los "wealthness".... O_o

¡Subsidio a los gordos! Cuando se sabe que la gran mayoría de los casos se está gordo por falta de disciplina personal y malos hábitos de vida, y la minoría que pueda sufrir obesidad por causas hormonales será ya apoyada por default por el sistema de salud pública ya existente.

Mi punto era, en aquellas discusiones feministas, donde desde luego yo era el macho misógino, que el asunto del apoyo de las "minorías" es una disgresión inútil de sociedades ociosas. El trabajo ya está hecho y se empeñan en destruirlo sobrerreglamentando lo que no hace falta. Si simplemente se respetara la Carta de Derechos Humanos y se considerara a toda mujer u hombre, formado o malformado, de toda filiación religiosa, de cualquier preferencia sexual, de todo orígen cultural y racial, si se considerara a toda la gente como humanos y se persiguiera preservar y respetar sus derechos no haría falta sobrerreglamentar sobre cada particularidad específica.

Y me cae Kahler a las manos... y me atrapa con su propuesta de repensar la historia empezando por el principio: preguntándose qué es la historia y qué es lo humano.

A pesar de haber sido escrito en la segunda postguerra mundial no creo que haya caducado mucho, pues si bien nuestra manera de pensar se ha modificado, y eso más debido a la influencia de los medios, eso no significa que se haya alterado mucho el proyecto globalista-neoliberal, que arranca precisamente con el triunfo de los Estados Unidos como un estado de influencia global. Kahler pone el tema del humanismo precisamente al arranque de un régimen al cual, lo que menos le preocupa, es precisamente lo humano.

En fin... que seguiré con Kahler con calma.

Por otro lado creo que tendré que leerme a Benjamin, últimamente lo he visto muy citado, lo cual significa que me estoy acercando al área de su materia.

Un abrazote, mi Priego, y gracias por el support.

Ijon Tichy said...

master clément y demás espesos !!

van a ir a la cheliza de los sacatraperos ?

aikir

Edgar Clement said...

No, ni enterado estaba.

Perravida said...

que buen apunte te aventaste!!! y mira que traias alcoholes encima...yo no creo en la historia lineal, prefiero la idea cíclica, cambian las fechas y los nombres pero casi siempre hay constantes de la naturaleza humana: los intereses, las negociaciones, las negaciones, las guerras, las traiciones...