29.4.07

Me propongo releer The Matrix

Pos ya que andamos en la distracción y el esparcimiento, vamos a hablar de cine...


Cuando salió The Matrix, en 1999, ya había yo leído algo de la cinta, pero las notas no decían mucho. La verdad, no esperaba una cinta relevante por ningún motivo. Mi sorpresa fue encontrarme con una obra genial, así sin exagerar, The Matrix me pareció genial. La ví siete veces al hilo, y las siete veces encontré nuevas lecturas. No fuí el único, en seguida internet estaba plagado de sitios desmenuzando la intrincada red de símbolos que los hermanos Wachowski habían elaborado.

Esta página es una de mis favoritas, aunque no es exclusivamente sobre The Matrix:
www.cyberpunkreview.com

The Matrix resultó ser un fenómeno mediático, sorpresiva y repentinamente ya tenía la atención de millones de fans alrededor del mundo. Una de las primeras noticias que me llenó de emoción, como a buen fan, fue saber que The Matrix era una trilogía, y que ésta era la parte de enmedio, es decir, que existía una secuela y una precuela. Nada más chingón... ya después vendría la decepción.

El talentoso toma prestado, pero el genio roba.
Oscar Wilde.

De ser cierta la frase, primero descubrí que, efectivamente, los Wachovski sí son genios. El primer robo, y el más sonado es el de Dark City, de Alex Proyas, cuya estética está más que "tomada prestada", y ya no digamos el tema. Enseguida les pongo el link a esta página que despliega algunos comparativos gráficos.

Interesante:


El otro "robo" importante de los Wachovski son los Serial Experiments Lain. Del mismo año que Dark City: 1998, Lain se mete de fondo a temas afines a The Matrix:

1. El cuestionamiento sobre lo que es real.
2. La "conciencia" artificial.
3. El internet (the wired) como un entorno virtual.
4. El control social de corte fascista-corporativo.
5. La comunidad hacker como disidente social.
6. El uso de las drogas, que The Matrix solo toca constante, pero tangencialmente.


Serial Experiments Lain es una serie de televisión, muy muy recomendable, anime para adultos, no lo recomiendo para niños por dos cosas: puede ser que no lo entiendan, y si lo entienden: pesadillas aseguradas. Bueno: yo las tuve, me cae... toda esa cosa con aliens y realidades simuladas me frikeó gacho, neto que sí.

La página de Ghost in The Shell, guapo el flash.

Y así, dí con los antecedentes directos de The matrix, otro es Ghost In The Shell, y si le seguimos la lista es numerosa, después de las influencias más pesadas viene una miríada de alusiones y referencias, de las que de algunas me haré cargo más adelante... si se les acusa de plagio a los Wachovski, diré en su descargo que hasta como plagiarios le talonearon un buen. Como sea: ¡ya quiséramos más plagios de éstos!

The Matrix fue sin duda una fuerte tentación, promesas de insurrección, la alegoría es clara, drogas, subculturas, contestatarismos, ante la indefensión a la que los "sometidos" se han visto después de la caída de el muro llegó justo de dónde menos se lo esperaba uno, del mismísimo mainstream, una propuesta que simpatiza con las ansias de algo justo y coherente en un mundo que se desboca irremisiblemente a lo que ya se perfila como un fascismo globalista.

The Matrix cuenta con los guiños necesarios para creer que estamos frente a una respuesta que sustituya a las "izquierdas" que aparentemente se han quedado atrás en su discurso frente al poder. No somos los únicos que presienten que algo anda mal, que se andan haciendo preguntas, y que se mueven en dos aguas que se repelen mutuamente: por un lado, como buena colonia, o como buenos parias, somos hijos de la cultura pop norteamericana, nos fascina, nos embelesa, está en nuestras venas, nos amamantamos de ella, y por el otro lado sabemos que lo sensato, al no ser hijos de rico, es apostar por cualquier teoría libertaria.

Pero las teorías libertarias y la cultura pop de masas se repelen, son enemigas naturales e incompatibles. ¿Cómo conciliar todo ésto?

The Matrix fue la respuesta... y la promesa:

En el último parlamento de la cinta un Neo-Superman promete al espectador. Las negritas son mías:

I know you're out there. I can feel you now. I know that you're afraid. You're afraid of us. You're afraid of change. I don't know the future. I didn't come here to tell you how this is going to end. I came here to tell you how it's going to begin. I'm going to hang up this phone and then. I'm going to show these people what you don't want them to see. I'm going to show them a world without you, a world without rules and controls, without borders or boundaries, a world where anything is possible. Where we go from there is a choice I leave to you.

Y eso no es nada... en el guión original no es una promesa, se va recio con una amenaza y se dirige a sus persecutores:

Hi. It's me. I know you're out there. I know you're working as fast as you can to catch me. I thought I should call and let you know how things stand. I know you're real proud of this world you've built, the way it works, all the nice little rules and such, but I've got some bad news. I've decided to make a few changes.

Como sea, con promesa o amenaza, desde luego más de uno quedamos espectantes luego de saber que esto era solo una parte de tres, y así esperamos por las dos siguientes entregas: Matrix Reloaded y Matrix Revolutions...

¡Oh, decepción!
Ni promesa, ni amenaza.
Resulta que Neo en verdad se llamaba Norton, y que los cambios prometidos no van más allá de resetear el sistema.

Y así, toda aquella alegoría, todo aquel finísimo e intrincado constructo que prometía "let you know how things stand", no fue más que una broma mediática para forrar los bolsillos de los Hermanos Wachowski.




9 comments:

Jacinto Quesnel A. said...

Como buen fan Lain que soy me gustó mucho la minuciosa investigación y enumeración.

Veamos.
Checa este artículo de wikipedia al que le metí cuchara ya muchas veces junto con la banda de Kult.
http://en.wikipedia.org/wiki/Simulated_reality#Simulated_reality_in_fiction

(Kult es otro de los robos de Matrix, http://www.kult-rpg.com)

Edgar Clement said...

okas...

Arkbeth said...

La idea gnóstica del Demiurgo que crea una realidad falsa y perversa en la que todos estamos atrapados.
Creo que de ahí se alimentan The Matrix, Lain, Kult, Dark City y otras tantas obras que ponen en duda la realidad como algo que podría ser prefabricado con el único propósito de eliminar el poder de elegir en sus habitantes.

Kone said...
This comment has been removed by the author.
Kone said...

Que bueno que profundizas en este tema y con los referentes ya no queda mas duda.

jorge f. muñoz said...

Y Los Invisibles del Grant Morrison, con el puro salto de edificios tienes

Bef said...

Es curioso, pero quintos más, quintos menos, los temas comunes de Lain y Matrix son los mismos de las novelas de Philip K. Dick.


(Mi cuate Richard Morgan dice que cada que a los escritores de ciencia ficción se nos ocurre una idea novedosa para una novela, alguien te dice: "eso ya lo escribió como cuento Philip K. Dick en 1963").

De hecho, casi puedo asegurar que el famoso arquitecto de la última Matrix es un lookalike del famoso escritor.

Y coincido, la primera es genial, las otras dos son totalmente prescindibles.

Carlos López said...

Hola Edgar.

Matrix es mi película favorita. Por mucho.

Creo que le pones acento en tus comentarios sobre las dos siguientes películas a la parte subversiva. Estoy de acuerdo sobre cómo cambió, pero no había muchas opciones.

¿Cual final habrías preferido?

Yo le encuentro un componente de genialidad a las dos siguietes y no tienen que ver con el hecho en sí de que se haya traicionado la vocación de la primer película. Veo elementos que tienen que ver con la matemática y con la teoría de conjunto y del caos. Creo que está bien llevado.

Los diálogos entre Neo y el arquitecto y la Pitonisa me parecen muy lúcidos y llevan la historia a un nivel distinto del que trae cuando simplemente nos hacen ver como pilas de las potencias dominantes.

¿Cómo ves?

Anonymous said...

preclearance footwear depleting outgoing attend turnitinuk losing utilizing texte jonze subtopic
lolikneri havaqatsu