29.6.07

My name is Bond, James Bond.

Dirán que era obvio... pero vieran que no lo había notado.

James Bond es

Soldado, sin conciencia de clase y al servicio de la nobleza y un Estado burgués de marcada vocación imperialista. Viste las mejores ropas, maneja los mejores carros, come en los mejores sitios, viaja por todo el mundo en la mejor clase, usa los gadgets más caros, se acuesta con las mujeres más atractivas (según los cánones de belleza de la clase dominante)... y es un matón, un matón con cargo al dinero público. No tiene ningún motivo para participar en ninguna revolución, e incluso tiene interés en preservar la estructura de clases, pues depende de la burguesía y la nobleza para su supervivencia.Vive las mejores aventuras y sus móviles éticos nunca son cuestionados. Al contrario, si logra sus objetivos toda vileza le será aplaudida como a buen corsario.

Quizá por ello es el héroe ideal de la clase media, sobre todo de la clase media arrivista que busca insertarse en la clase alta, gozar de los beneficios y no rendirle cuentas a nadie. Curiosamente el 007 no tiene tantos seguidores en las clases bajas... no sé en las altas.

Me dí cuenta en el diálogo que tienen Vesper y Bond en la cinta de Casino Royale.
Jamás Bond había estado tan bien descrito: un lumpenazo hecho y derecho.





18 comments:

el elemento comun said...

mm..., yo creo que las mujeres que ahora pasan de los 60 a�os disfrutaban la imagen de los Bonds viejos, que te falto decir en todos los casos son �giles, fuertes, intrepidos, en fin. Sin embargo, con todo y eso, ahora me atrever�a a decir que Bond es ahora una imagen m�s atractiva para los homosexuales... (lumpengays?)

Adem�s, d�jame contarte que la audiencia masculina releg� a las mujeres atractivas, que tu describes, a segundo lugar en la sala de cine: las exclamaciones colectivas de admiraci�n s� las hicieron los hombres, PERO al auto de Bond !!!

Santiago said...

Doctor, se le fue un dedazo de lo más adecuado que he visto en la vida: el cruce de arrive y arriba. O al menos así lo entendí yo, y fue un dedazo común y corriente, o fue a propósito; en cualquier caso, buen hallazgo.

Además de lo de James Bond, que no era obvio

Edgar Clement said...

Ah, Santiago, es que en francés es "arriviste"... ya, lo dejo así.
Pero sí, ya ví en el RAE, y lo correcto es "arribista".

En todo caso, igual pensé que como el arribista "arriva" a una clase social distinta, más que ir "para arriba", pues por eso se le decía así. Nomás que ya revisé también en el RAE y "arrivar" tampoco existe en español, lo correcto es "arribar". Es en inglés que se dice cuando una nave llega a puerto "arrive".

Por otro lado, también tienes razón, es un error de dedazo común pues en el teclado QWERTY, que es el que usamos, la "v" y la "b" son vecinas.

En todo caso: tache.

¿Ya ven para qué sirve la cultura?
Para sacársela cuando uno la caga.

--------------------------------

Mi querido elemento común, la msioginia de Bond es legendaria, y todos sabemos que la misoginia está relacionada con el homosexualismo. Aunque digo que no siempre, yo me considero misógino, y no me considero homosexual, pero así es el pex. Más bien ese "desdén" hacia las mujeres forma parte de ese espíritu Bond de ver todo, incluídas a las mujeres, más que como personas, como señal de status sin compromiso, que es la médula espinal del espíritu lumpen. Fíjate quién chuleó el Aston Martin de Bond y observarás que son vatos a los que no les importaría regalar, o relegar a su novia a cambio de uno: su mentalidad es algo así como: "Es mejor un Aston Martin, porque con uno puedo tener 30 como tú". Mentalidad muy pendeja, pero existe, y existen las mujeres y los hombres que demuestran que funciona.

Por otro lado, los viejos Bonds eran fuertes, intrépidos, ágiles... pero ante todo, no se despeinaban. Y este también es fuerte, intrépido y ágil: solo que se despeina, sangra de la nariz, se cansa, suda, pero igual que los otros: no se acongoja. Al final recibe los elogios de la audiencia masculina porque al final es lo que a todos los hombres irresponsables o que les gustaría ser irresponsables, quieren ser: un macho que usa al mundo. Y no al revés como sucede en la vida real.

Bond es la fantasía del lumpenaje: tanto del lumpenproletariat como del lumpenburgués. Tanto de los hombres como de las mujeres, pues también hay mujeres lumpenes, y las mujeres de generaciones pasadas, amas de casa, pragmáticas a más no poder, también llevan cierto espíritu lumpen al no ver más allá de su hogar y su estabilidad económica que generalmente sostenía un pobre buey que en nada se parecía a Bond: Bond era su fantasía sexual por lo mismo, un supermacho que llegaba, las secuestraba en el Aston Martin para cenar en Monte Carlo luego de salvar el mundo y después cogérselas como solo un verdadero asesino de lujo sabría hacerlo, y como todo era sin compromiso al dia siguiente podrían seguir su vida normal sin pedo.

En "El mundo no basta" hay un intento por ponerle a Bond una contraparte e inventan a Jinx, una agente que personifica Hale Berry. Me gustó, estuvo a punto de comerse a Pierce Brosnan, ¿o a Bond?, y creo que los ejecutivos también lo sintieron. El personaje desapareció, creo que para los ejecutivos es importante mantener la hegemonía masculina, anglosajona, blanca, protestante... y lumpen, que tanto requieren para su globalización.

Bond es una joya del discurso de la evasión, que ni qué.

¡Ay, me salió bonita esta respuesta!
Debería integrarla al post.

Anonymous said...

Maese Clément; buena observación, aunque ya la había dicho antes Jerry Palmer ("La novela de misterio" -FCE,1983) apoyandose en un texto de Eco en el que desdobla a Bond a partir de su película: Desde Rusia con amor, y también se apoya en otro texto de Foucault sobre el género negro; creo que el señalar lo de los móviles éticos y ponerlo como un corsario renovado, es un excelente apunte adicional al concepto del personaje.
Renato P.

el elemento comun said...

mis�gino querido,
de acuerdo de acuerdo
pero qu� interesante que hables de machismo y responsabilidad
cuando Bond NO coje

Edgar Clement said...

¡Cómo no, mi elemento!
Bond coje, pero no con cualquier furcia.

De hecho las tramas tienen un esquema:

1. Bond conoce a una primer mujer que tiene relación con el antagonista.
2. La mujer se enamora de Bond, pero justo antes de irse a la cama es asesinada por el antagonista por traidora, es cuando Bond empieza a tomar la lucha como algo personal.
3. Bond conoce a la segunda mujer, un agente o aliado avalado por el Estado británico. Empiezan a competir.
4. Al final Bond gana y se va a la cama con la aliada, quien al final desaparece por x o y razón, pero el chiste es que Bond seguirá soltero para la siguiente historia.

Bond siempre se calienta, se descalienta, se encama y se desencama pero nunca "tuvo la culpa" de quedarse solo.

Bond coje, pero en cierto sentido es básicamente endógamo, solo coje con las hembras de su grupo. Endogamia nada sorprendente tomando en cuenta que es un modelo de conducta sumamente conservador.

Bar said...

Lástima que el sábado estabas bastante ocupado (por otra parte, que chingón), además de que iba con mi pequeño.

Ahi a ver cuando nos vamos a echar unos drinks.

Por otra aprte y por no'mas le mande un meme exponiendo mis razones para involucrarlo en este pinche jueguito:

http://divagacionesdelbar.blogspot.com/2007/07/el-juego.html

isai said...

Blogueo seguido este y otros. y siempre me encuentro el tema este Marxiano hasta en la sopa. Para ejemplo ahora Jambes Bond. No digo que no aplica, porque le quedó al centavo la descripción, pero hago la sugerencia de cambiar el nombre del blog a Lumpenero, jajajajajaja.

No'cierto Clément, es broma :P

isai said...

Hablando de "errores de dedo", yo me fui hasta el otro dedo. Esque si me voy a equivocar, ps minimo que sea algo sabroso, considerable. Jeje

Edgar Clement said...

En lo de Marx tienes razón, Isaí.
Mi lectura es materialista dialéctica histórica y sistema decimal...

:P

Lo que pasa es que en cuanto al planteamiento que hace Marx sobre el funcionamiento de nuestra sociedad, si bien no estoy muy de acuerdo con el remedio, sí estoy de acuerdo con el diagnóstico. La marxista y algunas variantes que la van actualizando, son las únicas perspectivas que nos permiten hacer una crítica del sistema en el que vivimos: el capitalista.

Fuera de eso todo es besarle el culo al mercado, ponerle sahumerios a los empresarios y bendecir a los corporativos. Podríamos decir que el cristianismo es anticapitalista, pero mientras exista el ejemplo protestante y el monopolio católico no podemos decir menos que el cristianismo anticapitalista está secuestrado.

Desde luego este blog no es el foro adecuado, a internet acude la clase media y en este momento histórico la clase media es la menos interesada en escuchar cualquier planmteamiento que critique al capital, al cual se quieren adherir, no sin razón, pero sí sin idea de que ello los llevará al suicidio como clase social.

En fin, que desecharé el discurso marxista hasta que sea inútil. Ahora existe una tendencia a desaparecer la terminología, que incomoda principalmente a los de arriba y a los arribistas, y puedo inventar nuevas palabras para decir lo mismo, pero no quiero porque de por sí es difícil ponernos de acuerdo en términos ya establecidos, porque no creo que desapareciendo los términos marxistas desaparezcan los problemas que describen y también por joder...

:P

Un abrazo.

Huxxo said...

Hola que tal maese Clement, he de decirle que sigo con ahínco el análisis con que combina las variables del desarrollo humano, y puesto que mi reflexión en mi blog va por otro lado, se que en algún momento tienen relación coyuntural, si el status no es todo, en el capitalismo es lo único.

Lo sigo leyendo.

Saludos.

Santiago said...

No decía por tache, era más bien un aplauso

isai said...

Has visto la de 'Un mundo maravilloso'?, creo que para allá vamos (en sentido figurado y a la vez no tanto). Según esto de los 'arribistas' y los que ya estan arriba. Si no la has visto, te recomiendo que le eches un ojo par que te rias un rato.

otro abrazo :P

Cuquita la Pistolera said...

¿Así que eres misógino Clement?

Edgar Clement said...

Pues...
yo digo que no... pero es la fama que me he hecho.

:(

la hermana del diablo said...

..ijole, pues yo he oido decir que todo marxista lleva un pequeño burgues dentro

Edgar Clement said...

Y Marx dijo que si algo tenía seguro, es que él no era marxista...

Además yo no soy marxista: soy lumpenproletariat semiilustrado ateo mestizo de corte clasico pero eclectico con tendencias cinicas y peripateticas un poco fashion pero tirando a trendy bastante groovy pero sin llegar a cool...

Nomás que me late Marx. Se me hace un vato cool. Aunque de preferir preferir: León Trotsky es el mero boss.

Coatl said...

Hola Edgar, estrenando tu blogger y despues de cierta melancolia al apreciar de nuevo a Operacion Bolivar, se me ocurre una pregunta. Alguna vez pensaste en elaborar el script para una peli basado en el comic? Te parece demasiado fantoche pensar en algo con Del Toro?
Solo wondereando, saludos!