19.6.08

Pues como no hallé nada de Flavio...

... les dejo un chistorete de La Carabina de Ambrosio. De lo último que dió la TV mexicana en género de humor. Ya se comenzaban a repetir ideas de sus antecesores pero aún había pelea por buscar cosas novedosas... y así, de la era César Costa, y como edecán la mismísima amante de El Negro Durazo: Gina Montes...
Con ustedes, el magazo...
Beto, El Boticario




¡Pinche César Costa!
Nomás por haber sido patiño de Chabelo y Beto El Boticario, ya justificó su existencia en el planeta.

Aunque de chavo, además de los inigualables Polivoces, lo que me latía era ver Ensalada de Locos, cuando no había apuntadores y todo lo iban improvisando. Por cierto, en Ensalada de Locos otra cosa que "divertía" mucho era ver cómo se llevaban Alejadro Suárez, Héctor Lechuga y El Loco Valdéz.





¡YEAH!

2 comments:

Cuquita la Pistolera said...

Bueno, me quedé sin conocer a Flavio. En fin.
Por cierto, siempre me carcomió la duda de cómo funcionan esas cajas que te cortan el cuerpo, ¿cómo le hacen?

Vidita said...

jajajajajaja me trajo muchisimos recuerdos infantiles. Cuando Gina le decía en tono meloso a Cesar Costa: "De nanquiu" Cuando le decía Tenkiu. jajajajaja

De Alejandro Suarez me fascinaba "LA PALABRA CANTA"

Pinche Cesar Costa convertido en el doctor Banner del Mostro verde Hulk a la mexicana

jajajajajajaja...ya me hizo el día mestro MIL GRACIAS.

Becho :)

Ahhhh ¿no tiene nada de la Pájara Peggy? Cuando hiba en la primaria como yo era la más alta de toda la escuela me pusieron de apodo gandallita la Pájara Peggi, ya te imaginarás: con lentes, gigantesca y con mis vestiditos de olanes jajajajajajajajajajajaja

:) ahhh la infancia. Bella etapa