25.12.10

TRON: LEGACY

En 1982 apareció TRON, una cinta de Disney a la que ya se le quemaban las habas por experimentar con los gráficos en computadora.

El pretexto: el entorno de los videojuegos, que entonces comenzaban a causar furor con PacMan y cositas de esas, aún muy pixeleadas. Tron, como todas las cintas de Disney, movida también por las tendencias de mercado, no sólo intentaba incorporar los videojuegos de la época sino también los pasatiempos de la época, y así tuvimos espeluznantes torneos de frisbee en la cinta...




Los diseños de vestuario corrieron a cargo del historietista francés Moebius...


Y el diseño de las máquinas a cargo de Syd Mead, diseñador industrial autor de los spins de Blade Runner.

Estos dos autores ya habían trabajado en mancuerna en cintas como Alien, bajo la batuta de Ridley Scott, y fueron reclutados para Tron por el aquel entonces escritor y director: Steven Lisberger.

En aquella primera entrega la cinta abordaba algunos tópicos de corte religioso, pero estableciendo paralelismos entre las relaciones dios-humanos y usuario-programas. Profecías, elegidos, la misión trascendente del guerrero, tiranos malos por derrocar: todas las obsesiones bíblicas de la cultura norteamericana decantadas en una cinta de aventuras para chavitos.

28 años después...
Steven Lisberger ya es productor, y reaborda su creatura.

Esta vez con

TRON: Legacy



Siguendo la misma fórmula, ni Lisberger ni Disney quitan el dedo del renglón: deportes de moda, clichés de moda, tópicos de moda, tecnología de moda... aderezados con, eso sí: un director de comerciales muy ad-hoc para el tema tal y como se está viviendo en el 2010.

Tron: Legacy no deja de ser atractiva, sin embargo el uso de la tecnología 3D, tanto en la producción como en visualización no logran superar las propuestas de Avatar, que ya de por sí eran tímidas. Falta juego de planos, y creación de sensación de vértigo, que no es necesario que lo tengan todas las cintas, pero una con las pretenciones de Tron: Legacy no puede darse el lujo de dejar escapar estas oportunidades. Sin embargo es lógico que las dejen escapar: ya no están inventando nada, sólo echan mano de brutales cantidades de dinero y de estudios muy solventes en su trabajo; a lo más que llegan Avatar y Tron: Legacy, es a hacer lo que ya les queda por hacer: revisar los cánones de un imperio en decadencia: los suntuosos salones no dejan de evocar a 2001...



Incluso en sus escenas más "referentes a lo reciente" no dejan de acudir a su pasado mediato e inmediato... cuando vean la parte donde el hijo se va a los cañones de una nave para repeler un ataque por la retaguardia en una fuga, no deja de ser una referencia de otra referencia...



Y la escena de Star Wars ya aludía a la Segunda Guerra Mundial.



Ya no hablamos de una escena "hija" de otra, sino "nieta" de otra escena. Los medios gringos ya han dejado de recrear el entorno, ya viven de pulir y abrillantar recuerdos.

...

El discurso de TRON es interesante, ya si nos ponemos a tomarle el pulso al estado de ánimo gringo.



La historia es en torno al encuentro de un padre y un hijo. Pero tiene sus matices. Subyacen los tópicos religiosos, la idea del sacrificio, la sagrada familia, pero sobre todo, la relación entre el Dios Padre y el Dios Hijo.

Últimamente, percibo en los gringos una constante preocupación: sus hijos no quieren heredar la tarea de hacerse cargo de la Conquista del Mundo. Andan más interesados en un hedonismo raro al sentir protestante, calvinista y puritano, empiezan a ser ajenos a la misión encomendada por Dios mismo: el control del Mal gracias al Bien.



Se juntan con otros animales inferiores que cantan cosas raras, andan persiguiendo conejos blancos por agujeros sinfin, no se dedican a su tarea de ser Reyes.

Tron: Legacy machaca sobre éste tópico, y así evidencia a quiénes se dirige: ni siquiera se dirige a los que vimos aquella vieja Tron. Se dirige a los jóvenes, a los que ya ven que el mundo anda mal y les ofrece la explicación más plausible a los ojos del conservadurismo gringo:

El mundo está mal porque hemos renunciado a dirigirlo...

Si bien ésta vez el padre (ausente, para variar) tiene una postura resignada y conforme frente al hecho consumado de que las cosas no salieron como él pensaba, no pierde la oportunidad de agregar un matiz:
...te lo digo yo que soy tu Padre y estoy dispuesto al sacrificio.

Juguetes de teólogos:
símbolos

Ahora el Padre se sacrifica y entrega a su compañera, la Madre (un ISO, un programa "vivo"), la Eva, que desde luego es Vírgen (no conoce al Señor Sol: dios Paterno) a su hijo. Pero, para enmendar qué?

Chin, la cagué, no debí haberte mandado a la guerra, al sacrificio. El Patriarca debió haberse sacrificado en vez de enviar al hijo al sacrificio... y así lo hace Flynn, y de paso recrea los dilemas de Edipo: El Hijo, el Rey, el nuevo Adán ya tiene a la Eva, que era la compañera del Padre. El Hijo será Rey... pero la mujer, conocedora del padre y del hijo:
Se conformará con ser mujer?
... sobre todo si ella misma puede cambiar al mundo.

Tenemos a un Edipo en apuros, por si los dilemas de Edipo Rey no fueran suficientes.

Estas cosas que escriben los gringos siempre me estimulan, hacen que se me ocurran cosas, pero al final, cuando luego las reescriben ellos se quedan abajo. El discurso gringo ya no sorprende: se encuentra estancado en los corsets que él mismo se ha impuesto, su conservadurismo los está matando: ya no pueden ser los Reyes del Mundo por la simple razón de que ya no entienden al mundo: lo más que pueden hacer es encogerse de hombros y aceptar que la perfección es inalcanzable. Ya no pueden inventar una nueva idea de perfección.

Y nosotros... nosotros ligados al bloque económico del Norte.

Como en la Colonia, colonizados y vasallos de un Imperio en decadencia.

Compartimos destino con Sísifo.


Mi amigo el Ponch me recordó ésta de Los Simpsons:

Está todo el pueblo en la casa de Homero y alguien comenta que algo en la historia del episodio era como en Tron, y los personajes dicen Tron, qué es eso?, y así se pasan la bolita hasta que Homero dice: Sí, Tron, con las motos de colores y... Homero no acaba de decir lo que recuerda porque todos ponen cara de... quién chingados vió esa mierda?, y Homero cambia de tema.




JUAR!


.


P.D.:
El personaje de Tron , secundario en la cinta de 1982, pasa a ser terciario, ya ni secundario en la cinta.



.

10 comments:

Major TOm said...

Aun no veo la nueva, pero nomás no me parece que la original fuera muy "para chavitos" en aquel entonces; incluso hoy día aun tiene cierto grado de sofisticación muy anti menores de edad (al menos la actual tiene a Daft Punk, de aquella a ver quién le explicaba a su chavalito que la música corrio a cargo de una compositora que cuando realizó el score de Naranja Mecanica aun le colgaban las "cositas").

No fue la única pelí Disney en un tono ligeramente mas adulto de ese periodo: el anterior a Tron (o el posterior, no recuerdo) salio Drangonslayer, que ademas de no tener niños ni cancioncitas bobas, a mi gusto presume el mejor mounstro stop motion de la historia del cine, por no decir que el dragoncito medieval se chinga a un cura que le enseña la cruz gritandole "¡satanas!"

Edgar Clement said...

También habría primero que definir qué significa 'PG-13' para los gringos y qué para nosotros.

'iMac' es la versión estudiantil y casera (es decir: NO-PRO) para el standard gringo. Aquí tenemos despachos PRO-fesionales que trabajan con esas máquinas.

Daniel Ramirez - STEAMPUNK said...

No la he visto chance me espere a que salga en canal 5
en lo personal ocurre como en todo el cine gringo siempre esa
relacion de Amor y Odio. imagenes tan sofisticadas como en Avatar
o historias tan chingonas como en SinCity, creo yo que se les estan
acabando los buenos guiones por eso estan recurriendo tanto a los comics
un publico ya probado que cuando estabamos morros lo consumiamos por que
esperavamos mas que en una simple pelicula. algunos comics sus guiones y arte
eran mucho mejores que la pantalla grande. bueno ocurrio que essos productores
crecieron que nos pueden dar. cosas maquilladas. al extremo. ya esta todo
tan "facil" en efectos especiales que ahora lo que el publico merece es una buena historia

sobre Tron va a ser olvidable de moda, comentario de sobremesa para el proximo año por 1 mes o 2.
hasta ahi, la musica en lo personal me gusta. las reformulaciones de las grandes compañias
seran cada vez mas extrañas. solo espero que no dejen de lado la buena historia. que los efectos
especiales ya son LO COMUN.

Quisiera recomendar skyline. se ve la decadencia de un imperio. llegan unos aliens que les vale madre
si el presidente sabe pilotear y solo les parten la madre a la humanidad. jajajajaja eso si el final
se me hizo al mas puro estilo "Starcraft" en fin saludos cordiales. disfruten y odien el cine.

Strider S.D.K. said...

el comentario parece que lo escribió Alejandro Jodorowsky

Edgar Clement said...

Pues sí... ambos echamos mano de Jung, después de todo.

Luis Sopelana said...

Otro elemento del aderezo que me brincó en los créditos: el guión es de Edward Kitsis y Adam Horowitz (NO el de los Beastie Boys) quienes fueron los guionistas clave de uno de los trancazos mediáticos de la década que termina: Lost.

Y bueno, en TRON la urgencia por probar con la computadora es tan evidente que bien se pudo haber llamado "Joseph Campbell presenta: MONOMITO, LA PELÍCULA" (cosa graciosa: por usar efectos por computadora la Academia que entrega los Oscares™ se negó a nominarlos por Efectos Visuales).

"Los programas aparecen a imagen y semejanza de sus usuarios." Recordemos que en TRON se implica que cada programa fue creado por quien lo usa (tecnologías accesibles para unos cuantos) y los que se descartan se envían a "los juegos" (protocristianos vs. romanos), donde se vuelven víctima de usuarios "casuales". Ahora los juegos ya son solo una tradición: no hay salida al mundo real, no hay output (pues no hay torre I/O)

Flynn chico vive en una bodega que en la puerta dice DUMONT: lo resguarda en su exilio el "mago benevolente" de la primera película (¿ya le escribieron su carta a los Reyes?)

Personajes minimizados: la mamá de Sam, ¿quién era? Porque no era Lori, evidentemente. Una cifra, una parte de la ecuación de la cual posteriormente se "remueve" Quorra para pasarse al tablero de Go de Flynn Bridges. Dillinger chico está imposibilitado para tomar la estafeta del padre/programa control maestro: no figura ni en los créditos.

TRON LEGACY comienza invirtiendo la analogía con la que termina TRON: la ciudad es un grid. No, el grid es una ciudad. Y Sam Flynn y Quorra se fugan del grid dos veces para poder ver el Sol.

En TRON no hay virus, solo bugs. En TRON LEGACY nadie razona que los ISO son programas libres de usuarios, son el desideratum que promete Clu Gran Lider a la horda de programas "normales", son la zanahoria tan cercana que el burro puede morderla, y al mismo tiempo son una imperfección. Pobre Clu.

Los bits ya son tan solo recuerdos: su figura es un fuego pirotécnico, o un pedacito de metal. Ya no tienen trascendencia, ya son un átomo, una pequeña parte de la macroestructura de un programa.

Enrique said...

la acabo de ver, me gustó mucho, si la considero de "formula" o de "genero" pero bien hecha, la primera se me hizo aburrida, avant-garde en la grafica, pero aburrida, con actuaciones acartonadas y dialogos sosos, esta no, esta es emocionante, y muy adecuada a la época (como mencionas), en ves de hablar de "la red" se habla de la "reticula" o "the grid", en especial me llama el tema de "el futuro esta en la máquina" parece que es algo que sigue muy simbólico y que no terminamos (como humanidad) de entender, tengo algunos postulados al respecto:

- el último estadío evolutivo del hombre, será su comunión con la tecnología.

- en la medida en que el hardware se haga mas complejo, la forma de crear el sofware se hará más sencilla, hasta llegar el momento en el que el hardware no sea dependiente del software sino su causa.

entre otros, sobre el dios padre y el dios hijo, y edipo, pregunta, ¿la ISO es la madre del hijo? (simbólica) obvio es tipo la pareja del padre (aunque platónica) y será la pareja del hijo, pero entonces el hijo es como José, y ella es la VIrgen, (ahh, nonsense)

creo que la pregunta mas importante aqui es ¿hay algo mas allá de los arquetipos estos que se repiten sin cesar en las historias de fantasía?

me gustó mucho eso de "los gringos ya no pueden ser los reyes del mundo porque ya no lo entienden"

Edgar Clement said...

Lo de la Trinidad no te lo tomes tan en serio, de hecho ya desde el planteamiento teológico es una mamada.

Y de que si hay algo más allá de los arquetipos... esa sí que es una buena pregunta.

Anonymous said...

La película me fascinó.
Es verdad que está bien metida (je) en el conservadurismo gringo, que le teme a casi todo lo que no le pelan, desmenuzan y le dan en la boca. (http://www.mtv.com/news/articles/1629613/jayz-swizz-beatz-deny-on-next-one-satanic-rumors.jhtml)
Sí, los clichés están ahí, más en alto relieve que el 3D, pero por suerte -y esta es una de las razones por las que me gustó- ya no está presente el cliché del Destino Manifiesto. De la misión divina de salvar al mundo de los malos. Ahora el mensaje es lidiar con el efecto del blowback (http://en.wikipedia.org/wiki/Blowback_%28intelligence%29).
Sadam hussein, bin laden, el calentamiento global y la crisis hipotecaria no son más que efectos no previstos de aquel sueño de perfección. Ahora hay que absorberlos y pedir perdónantes de que alcancen al hijo.
Apartandonos de las lecturas sociológicas, me parece que es una historia, además de poco impresionante, perfecta. ¿o qué error le encontraron?
El ritmo se aleja de los comerciales de dramamine que ahora se consideran peliculas y adopta un ritmo tan sútil que es pornografía para ustedes los artistas visuales. Se agradece el uso de una estetica minimalista, ¿o es de a huevo que tenemos que ver hasta el último foliculo de cabello moverse para que las historias infantiles esan creíbles?
Nomás para redondear, música de Daft punk, y cualquier filme que tenga musica de los franceses no puede ser cien por ciento mala.

Edgar Clement said...

Pues... hasta eso. Como pornografía para artistas visuales me pareció medio sofcore: esperaba más y como menciono en el post: visualmente no supera a Avatar, que ya es decir.