27.8.08

Volveeeeer...

Hace 20 años estaba yo en las marchas y plantones de las elecciones del 88. Fuí representante de casilla y me aventé toda la resistencia civil hasta el 5 de mayo de 1989, cuando Cuauhtémoc Cárdenas anunció la creación del Partido de la Revolución Democrática, y muchos de los que habíamos organizado la resistencia civil nos dimos cuenta que era el inicio de la muerte de la organización ciudadana. Los puestos directivos en el nuevo partido se los dieron a los expriístas del "ferrocarril", del PARM, a prófugos del PRI y a las huestes más arribistas del PMS... y a los dirigentes naturales que surgieron del movimiento solo les dijeron: gracias, pueden irse a sus casas, voten por nosotros en las siguientes elecciones. Desarticularon a toda la base, igual que como ha ido haciendo el Peje poco a poquito con las redes ciudadanas... la verdad es que ya lo esperaba, el Peje fue uno de esos advenedizos que entraron al PRD directamente a los puestos que se deberían haber ganado con trabajo de base, entró el Peje y los advenedizos del CEU, en lugar de los líderes naturales que venían de abajo.

De aquella época había una foto que me parecía emblemática en ese momento, era una foto de La Jornada, dos chavos caminando abrazados en el zócalo echándo novio después de una de las decenas de manifestaciones que se organizaron, uno llevaba una bandera del PAN y el otro una del Frente Democrático Nacional, había cierta sensación de unidad que nunca había sentido. Cuando estábamos montando guardia en la Cámara de Diputados llegaban los viejitos de Michoacán, y luego de presenciar cómo el pleno de la Cámara Baja nos robaba descaradamente la elección, nos entregaban sus monedas de plata envueltas en paliacates vetustos y nos decían: jóvenes, ustedes que están estudiados, digan qué hacemos: si hace falta comprar rifles acá está el dinero. Y nosotros cagados de miedo: no jefe, espérese, hay que ver qué dicen los dirigentes... pero los dirigentes ya desde entonces solo salían a calmar a la gente emputada: ya desde entonces sólo iban a cuidar sus curules, y afuera estábamos todos confusos, iracundos, pero también eufóricos, felices... ver cosas como las camionetas de los panistas, gente que no eran como nosotros, muchos de la Ibero, nos traían tortas y agua para sostener el plantón, cosas como esas nos hacían creer que las cosas podrían cambiar... muchos hubiéramos querido tomar las armas... pero por dónde empezar. A varias cuadras los judiciales, el ejército y los granaderos. Nada de ésto apareció en la tele ni en la radio.


Hoy que ví esa foto de Bartlett dándole la mano a Cuauhtémoc me sentí un poco asqueado.

De repente, hoy mismo, sin nad que ver, Bachan dijo una frasecita que me hizo recordar el resto, esa parte que quizá valga la pena rescatar de aquella pequeña epopeya civil:
¡Aquí no se raja nadie!


13 comments:

Ulises said...

me acabas de narrar un etapa de la historia que no conica mas que por el famoso "se cayo el sistema", claro yo para esos días soso tenia cerca de 5 años de edad....

curios el sentimeinto de unidad que sentiste, creo que nada ha cambiado desde entonces, los mismo de arriba, el problema es que como dices no hay lideres naturales, sino impuestos por la elite que se queja de secuestros, pero que al mismo goza de privilegios heredados, mas no ganados, epoca colonial , monarquía? dejame parafrasearte de loque recuerodo que te lei en otro post hace un chingo: hijo de ricos que son ricos porque son parte de un estracto social que chinga al pueblo con el fin de conservar sus provilegios, pero no ricos porque produzcan como en las potencias industrializadas. caciquismos mas que clase burgues??.

pasara lo mismo con el peje, esta pasando??

que ganó cuauhtemoc en el 88, es mas que buscaban esos lideres "impuestos" de aquella epoca,poder?? tener ahora esos privilegios?? Recuerdo que en una clase de historia en el CCh un amestro nos decia, la idependencia no buscaba igualdad, buscaba que los criollos tuvieran los derechos que en ese tiempo tenian los españoles, no buscaban igualdad con el indigena. Buscaban el poder y para ello tomaron el concepto de soberania.

bueno omo siempre me excedo y creo que no llego nada...

Cuquita la Pistolera said...

La foto es realmente brutal. Muestra de alguna manera lo que es la política mexicana. La incongruencia política, por un lado, y la hipocresía. El 88 mostró que Cárdenas no avanzaría un paso más para organizar revueltas populares, levantamientos de masas. Otra cosa hubiera sido. Siempre se movió dentro de los marcos de la "democracia" y esos marcos lo encerraron. Como bien dices, luego del 88 subió un sector de jóvenes ansiosos de poder, líderes de CEU que obtuvieron lindas oficinas con grandes ventanales. Y luego otra vez las alianzas con el padrepri.
El PRD actual es el resultado de esas decisiones blandengues, es el resultado de la conciliación, de la negociación, del freno a las masas, de la corrupción.
Qué se vayan todos.

Vidita said...

:(

snifff...

De esto hace veinte años. Yo con 11añitos viendo la tele porque nos habian encargado en la escuela primaria dar un seguimiento a las elecciones -yo creo que mi maestra Ethelda nos queria politizar desde chavitos- y no entendia nada...HABIA DOS PRESIDENTES segun yo, en mi inteligencia infantil y más me confundía.

Es terrible notar que las cosas no han cambiado y yo tambien digo GUACATELAS...pero ¿por donde empezar Edgar? Ahora todos mis chamacos de la prepa estan a la defensiva con las proximas elecciones presidenciales y pa como veo la cosa no creo que se desborden en las calles para apoyar a uno u otro candidato ELLOS TAMBIEN SON UNA GENERACION AGOTADA Y HASTIADA

Anonymous said...

entiendo perfectamente; en cualquier otro país creo, la actual crisis de a izquierda lleva a la perdida de votos y casi desaparición del partido pero aquí esas lecciones no servirán de nada, vendrán otro líderes oportunistas.... chale!

Ahora, Cuahutémoc dijo que para proteger a la gente no llamo a la defensa, estoy seguro que su padre no lo huebiera permitido. Ahí se sepultó la lucha social, se ha mencionado coo la gente paro la guerra en Chiapas, creo que la gente no pararó nada, fue una medida siniestra de Salinas y nos vio la cara a todos; ya venía la guerra de baja intesidad y sabía, que el movimiento se diluiría con el tiempo y lana...

Abrazo Clément, me hiciste recordar cuando estaba en 2 de secundaria y como vi todo desde "pobrincia", en Chilpancingo, que por cierto la banda de la Uni, en los portales (dónde más) se peleaba por la Jornada que llegaba a las 4 de la tarde.
Kala

Juan Miguel said...

El título del post me suena a Gardel, jeje triste realidad, como bien señalas esto es un circulo vicioso, releo algunas revistas del chahuistle, libros de rius, reseñas... y no veo que haya cambiado nada.

¿A dónde vamos a parar?

Ricardo Reyes said...

http://www.photobasement.com/politicans-are-like-condoms/

BTKS said...

Que bizarro, yo recuerdo esa calcomania de otro lado.

Bien,
la verdad, aquellos dìas de IMEVISIÔN Y PUMAS Y La Jornada bajo el brazo, uf, que raro era Mèxico con el gran tlatoani ¿ no ?

Por lo que entiendo, el viejo partido y la estructura eran sofocantes.

Y todos iban en el mismo barco.

Quiero aclarar que jamàs en mi vida he votado, por convicciòn.

Es muy crudo, entender por boca de la banda, que esto no sòlo no fue adelante se fue yendo como la ola.
Para atràs.

Màs nuevas olas vendràn, nuevas caras, nuevas calcomanìas, nuevos perros, nuevos monstruos.

A mi es que me tiene jodido ser
del 77, y ver que hay un chingo de niños y las caras son las mismas.
Haciendo lo mismo. Àguilas, Chivas, Bimbo, Chabelo... yo juraba que el PRI morìa, y miren.

Yo echo de menos el universo pavloviano en el que no ver Televisa, ni seguir la Prensa o irle al Amèrica, era estar del bando de los buenos.

Es asfixiante haber crecido y que el paìs se sienta màs chico.

La asfixia ahora es diferente, me dan chance de escoger productos, màs duele, saber, que cualquiera me va a dar diarrea.

En la huelga del 99 en la UNAM, entendì que la reacciòn anidaba en el equipo de futbol, que habìan firmado con Televisa y que Lopez Dòriga se las dà de muy puma.

El mercado lo trastornò tanto todo.

Ahora, es màs como lo peor del partido, con lo peor del mercado,
y chales, ni siquiera existe un espìritu como el del cabròn del Clèment o el Victor o miles màs.

Dònde està la sangre?
En HI5! o murièndose de hambre.

Mèxico està muerto, màs allà de las viejas fotos del rollo zapatista, ahora es ver todos los dìas muchos muertos.

Ya no sòlo son indios
(què racista) somos todos, los ricos, los pobres, los de enmedio, los hobbits, los jaguares, las selvas, las playas, el cielo...

¿Alguièn recuerda què traìa el segundo àngel en la mano?

Miedo Muerte y Monopolio.

Edgar Clement said...

Todos los cambios sociales de gran escala los hace LA CLASE DOMINANTE... nadie más.

TODAS las revueltas armadas organizadas tienen como fin quitar a la clase dominante obsoleta para poner otra, que en teoría, funcionará mejor.

Las otras revueltas, las desorganizadas, son solo eso: revueltas. Se reprimen, se dispersan y ya. Se espera a la que sigue, se le vuelve a reprimir, a dispersar y así...

Los cambios que vienen de las clases dominadas, como nosotros, son cambios lentos, generalmente llevan varias generaciones y consisten en modificar las pautas de conducta hasta el punto de que éstas choquen con el statu quo, y por ende, a través del constante ajuste de las clases dominantes, se vayan dando los cambios. Léanse la Historia de la burguesía. Ordenar y reglamentar estos cambios para hacerlos gobernables es la base teórica que sustenta a la democracia.

Nosotros, queridos, no podemos hacer nada en gran escala. Lo que podemos hacer es trabajar, y a través del trabajo obligar al entorno a modificarse. Esa modificación quizá pueda llevar años o generaciones, lo cual nos lleva a que quizá no seamos testigos de esos cambios, y que si se dan, incluso ni siquiera sean de nuestro agrado. Dudo mucho que el voto universal y la seguridad social pagada con los impuestos les hubiera agradado a los fundadores de la segunda república francesa.

Cuando estos cambios, que vienen desde abajo, hacen efecto y logran modificar la relación con las clases dominantes, es porque la sociedad ya cambió desde la base, desde su más profunda raíz.

Si no hay cambios radicales en lo más básico de nuestra sociedad cualquier revuelta armada no servirá más que para restablecer las viejas estructuras, para repactarlas después de algún desequilibrio.

A nuestra sociedad le falta mucho, pero mucho, antes de generar un cambio profundo. Me da la impresión que la primera mitad del siglo XX generó un intento de cambio por parte de un sector dominante montado en lo que fue una revuelta armada... pero ahora viendo que, caído ese régimen, lejos de mejorarlo lo estamos pudriendo más, pues veo que en verdad no hubo un cambio profundo en la sociedad, que sigue estancada en el siglo XVII y que sus espectativas son tan pobres que en verdad no desea un cambio: al contrario, busca y espera un retroceso.

Oportunidades de cambio las hay, aparecen todos los días y seguirán apareciendo, políticamnte hablando: el 68 fue una oportunidad, el 88 otra, el 2000 otra, el 2006 otra... y se seguirán dando y se seguirán perdiendo... porque el cambio no viene de la sociedad.

No confundan: el hartazgo no es necesidad de cambio

México se está hartando, pero eso no significa que quiera cambiar. Por eso en el hartazgo solo volverá a repetir el berrinche y la rabieta, la mofa y el escarnio, la risa grabada y el chiste de pastelazo... ad infinitum...

...como en un programa del Chavo del 8.

Como en un programa del Chavo del 8.

BTKS said...

Eso es lo màs bizarro mi Clèment,
y ahora que el master el BEF fue superatacado por su postura antiChespiro, en el mejor de los casos, me brincò màs la pregunta:
¿ Por què pegò tanto el Chavo? Deja tù que sea una basura, ¿ Por què pegò?

Y sì, que una cuarentona ande hareta no significa que vaya a cambiar nomàs de humores y hartazgos, lo peor, antes se hace màs vieja y achacosa que volver
a ver la losanìa en su rostro.
Ya no digas, que acepte el correr del tiempo.

Chido.
BTKS.

Jay_traveller said...

""¿Por què pegò tanto el Chavo?""

me uno a la pregunta.

Vidita said...

Quieren una respuesta?
Miren que la he pensado mucho y desde mi punto de vista sociologico el chavo del 8 pegó con tubo no por las idioteces que decían sino por aquello que no se
decía, sino por lo que se VEIA. El pueblo, la masa se veía reflejada en esa vecindad, los hacia sentir menos pobres porque encontraban VALORES de bondad o solidaridad entre los habitantes de la vecindad, el chavo vive en un barril y siempre esta esperando su torta de jamón carajo! es capaz de hacer cualquier cosa por una torta de jamón :(
SOMOS POBRES PERO HONRADOS!

Para que queremos dinero si estamos FELICES en nuestro mundo lleno de piojos y mugre y borrachos y "brujas" solteronas, madres solteras busconas, niñas gandallas...todo en un micro mundo social de la vecindad.

Chespirito encontró en la ensoñación de los pobres una forma de hacerce RICO :(

No encuentro otra explicación

Jay_traveller said...

en ese sentido no fue el primero, ismael rodríguez y pedro infante ya habian hecho popular el género.
claro, eso fue entonces, ahora eso ya no pega...

aunque... en realidad pegaba entonces? por esa razon? o es porque los habitantes de la vecindad hacian pensar a la gente que siempre habia alguien peor, alguien más estúpido y que aún asi se divertian mas...

ni idea, la epoca en la que se volvio popular no me tocó.
yo lo vi a finales de los 70, cuando tenia 4 o 5, y si, era gracioso hasta los 9, que me empezo a fastidiar.
pero en el mundo en que viví el chavo, entre otras muchas cosas, era algo incuestionable. allí la cuestión de que fuera entretenido o no, o repetitivo, o incoherente, no tenia sentido, no existia. aún las personas que conocia que estaban en contra lo estaban por cuestiones de clase (de casta).
es decir, era algo que estaba escrito en piedra, como el pri, pro ejemplo, o la virgen. nadie lo analizaba, era parte de la vida y punto.

BTKS said...

Todo esto iniciò, sabes, por què escribites què la repeticiòn y el hartazgo no llegan a un cambio.

Còmo un pastelazo,
en El Chavo del 8.

Saben, a mi nunca me gustò.
Realidad pavloviana de la que no salimos. ¿ Saldremos ?

Ojalà y si.

El Chespiro lo lleva a uno a pesadillas introspectivas.

El Abejorro de los Simpons, quizàs por instantes un poco màs genial que el original.

Lo que el hijo de perra si sabe,
es que caerà Chabelo, olvidaràn a Cantinflas, nadie nunca recordarà quièn chigaos fue Tin Tàn, y ahì, ahì, al lado de la Coatlicue y los cerros pelones y la patria destrozada, ahì, estaràn brillando unas antenitas de vinil, una sonrisa estùpida, un gesto torbo en la mirada y un gran corazòn en el pecho.

Alguièn vendrà a defendernos.

Mèxico no tiene el hèroe que necesita, tiene el que se merece.

Echèmosle los perros, persigàmoslo, sabemos que es a èl, por què èl si puede soportarlo.

Es casi como Batman.

Chido.