28.8.08

Whooooo... ¡Qué interesante!

A ver, a ver, a ver...
qué interesante pregunta echaste al ruedo Ponch.
Interesante por las respuestas.

¿Por qué pegó el Chavo del 8?

Es interesante no sólo porque fue un fenómeno mediático no sólo de México, sino de América Latina.

Tenemos ya dos opiniones:

1. Vidita:
Miren que la he pensado mucho y desde mi punto de vista sociologico el chavo del 8 pegó con tubo no por las idioteces que decían sino por aquello que no se
decía, sino por lo que se VEIA. El pueblo, la masa se veía reflejada en esa vecindad, los hacia sentir menos pobres porque encontraban VALORES de bondad o solidaridad entre los habitantes de la vecindad, el chavo vive en un barril y siempre esta esperando su torta de jamón carajo! es capaz de hacer cualquier cosa por una torta de jamón :(
SOMOS POBRES PERO HONRADOS!

Para que queremos dinero si estamos FELICES en nuestro mundo lleno de piojos y mugre y borrachos y "brujas" solteronas, madres solteras busconas, niñas gandallas...todo en un micro mundo social de la vecindad.

Chespirito encontró en la ensoñación de los pobres una forma de hacerce RICO :(

No encuentro otra explicación.

2. jay_traveller:

en ese sentido no fue el primero, ismael rodríguez y pedro infante ya habian hecho popular el género.
claro, eso fue entonces, ahora eso ya no pega...

aunque... en realidad pegaba entonces? por esa razon? o es porque los habitantes de la vecindad hacian pensar a la gente que siempre habia alguien peor, alguien más estúpido y que aún asi se divertian mas...

ni idea, la epoca en la que se volvio popular no me tocó.
yo lo vi a finales de los 70, cuando tenia 4 o 5, y si, era gracioso hasta los 9, que me empezo a fastidiar.
pero en el mundo en que viví el chavo, entre otras muchas cosas, era algo incuestionable. allí la cuestión de que fuera entretenido o no, o repetitivo, o incoherente, no tenia sentido, no existia. aún las personas que conocia que estaban en contra lo estaban por cuestiones de clase (de casta).
es decir, era algo que estaba escrito en piedra, como el pri, pro ejemplo, o la virgen. nadie lo analizaba, era parte de la vida y punto.

Por favor... echen su opinión:

¿Por qué pegó el Chavo del 8?





.

39 comments:

OZKO said...

En alguna ocasión un colega escribió un artículo en red en el que atacaba a el chavo, a Chespirito y a los millones de fans que tenía en toda América Latina. La reacción no se hizo esperar, comentarios a favor del chavo. Incluso algunos arremetieron contra su detractor como si hubiera ofendido a Bolivar o a la Guadalupana.
En fin, Chespirito no creó a grotescos personajes y sus situaciones tontorronas, pensando en conquistar mediáticamente a Latinoamérica, si no que más bien expuso y se aprovecho de la manera cruel y despiadada que le carateriza de muchas de las taras que definen al latino en general. En la vecindad del Chavo solo hay gente fea, jodida y tonta, como Ron Damón,el Señor Barriga, Ñoño, la bruja y todos los otros. Para una autoestima Latino-americana-mestiza lastimadada por los estereotipos de belleza y estatus occidental nada es más comodo que ver a estos monstruos patéticos, viviendo en su microuniverso de cartón. Ni siquiera hay pájaros en las jaulas. Es ante todo un balsamo social que mitiga las penurias del fregadaje .Aunque quiza existan muchas más razones.Ese extraño retorno al vientre materno que representa el chavo cada que se mete en su barril, las rabietas-catartico-epilepticas de la Chilindrina, propinar golpes al casero que te tiene sobreviviendo en una ratonera, etc. Tampoco existe ni una chicapizca de originalidad en toda la obra de Chespirito, si no más bien un hábil manejo de arquetipos tercermundistas. Desde La Pandilla, Memín Pinguín, pasando por las caricaturas de la Warnner Bross y Pepe el toro. Incluso se robo extractos de la banda sonora de la película los Diez Mandamientos para la entrada del Chapulin Colorado.

En resumen,o Chespirito es un genio del mal o los latinos de plano si estamos pal´ basurero. Un abrazo.

Cuquita la Pistolera said...

El tema es interesante y seguro ya existen artículos académicos que lo analicen desde los más variados puntos de vista.

En mi opinión es importante analizar en qué momento surge el programa. Y de ahí partir. El Chavo surge en 1971, solo tres años después del movimiento estudiantil de 1968 y en el mismo año de la matanza de 1971. Esto no es fortuito, justamente porque el programa se encarga de crear modelos de infancia, de juventud y de adultos que están lejos, muy muy lejos de comprometerse políticamente con algo o de tener un pensamiento crítico. Todo lo contrario, son adultos y niños torpes y débiles, ignorantes, con un lenguaje limitado.

La identificación popular del mexicano con estos personajes se logra a través de la recreación de todo este ambiente de barrio, de un sentido popular, de gente que lee Alarma y el Libro Vaquero.

Y otra pregunta que me parece esencial es ¿por qué se convierte el Chavo del 8 en un producto de exportación? ¿Por qué adquiere tal éxito en América Latina? Pues volvamos otra vez al contexto, ubiquémonos históricamente. Los años setenta en latinoamérica se caracterizaron por dictaduras atroces, el Chavo era justo la juventud y la infancia que querían los militares en el poder, se difundió hasta el cansancio, y probablemente los dictadores simpatizaron con la famosa frase de "sin querer queriendo". Fue un producto hecho en una época para una época, un producto que buscó crear paradigmas del ciudadano que querían los regímenes.

Creo.

Edgar Clement said...

Una vez, cuando era chamaco, muy chamaco y mi madre me llevaba al doctor, para aguantar las esperas eternas en el IMSS, me daba a leer revistas de El Libro Semanal y Selecciones del Reader's Digest. Recuerdo que en una Selecciones se narraba un megarrobo bancario que se hizo en algún lugar de América Latina, y que los ladrones, que accedieron a las bóvedas por un túnel, dejaron en la pared la pinta: No contaban con nuestra astucia.

En aquel tiempo me emocionó, pues era un fiel seguidor de Chespirito. Ahora ya que lo reflexiono... si fue verdad, el impacto mediático era cabrón, y si no, porque la verdad sospecho que muchas cosas del Selecciones son inventadas, es interesante que se ocupe del tópico éste organo de literatura tras el cual -dicen- está la Iglesia mormona.

...

Sospecho que por el perfil de mis 10 lectores sólo habrá detractores de El Chavo. Me gustaría que hablara también gente a favor. Voy a hacer extensiva mi invitación.

Cuquita la Pistolera said...

Aclaro que yo no soy detractora de El Chavo. Como toda niña lo vi y no me lo perdía. Pero no se trata de contestar la pregunta de "¿por qué pegó el chavo del 8?" con una serie de alabanzas, sino de entenderlo como fenómeno social. (Puaj, qué académico sonó esto)

Pienso que El Chavo es el típico estereotipo de lo picaresco, tiene algo de cantinflas, por ejemplo.

Daniel Preciado said...

asi como los comics, pego porque entretenia, tal vez no hya mayor ciencia, si era un reflejo de la mediocridad de "la gente" pues tal vez, pero no le quita lo "entretenido", como los comics, en le fondo muchas veces pegan por que son entretenidos, si el chavo era repetitivo hasta el infinito bueh, alguna formula habra encontrado y eso hara en todo caso al gomez bolaños un tipo que le supo y conoce a los medios, aunque no nos guste a muchos exquisitos.

no obstante chequen la relacion que hicieron desde el post anterior, hablar de politico, luego de apatia politica y llegar a los medios, habra "correlacion" entre estos? los curioso es que no hay mucjos estudios en estos rollos sociologicos sobre apatia política...

Vidita said...

Coincido con Cuquita yo no soy detractora del chavo del 8 ... es mas, todavía me hace recordar mi infancia de barrio cuando veo la vecindad de cartón, porque de vecina sí tuve una Doña Florinda, si había una Popis, si estaba la bruja del 71 y Don Ramón. Es decir reflejaba mi realidad de niña :) y pues la verdad a pesar de la pobreza que nos rodeaba MIS PADRES SIEMPRE NOS EDUCARON COMO NIÑOS CLASEMEDIEROS y disfrutamos de muchísimas cosas que nuestros vecinos jamás tuvieron: como una educación en valores, vacaciones y salidas, ropa linda, linda casa...Yo pienso que por eso tanto mis hermanos como yo ahora somos buenas personas y buenos profesionistas. HAce poco me encontre con uno de los niños de la banda de la vecindad y le pregunté que a que se dedicaba, me miró con mi trajecito sastre azul marino saliendo del colegio y me dijo: "Mira chinita pues yo ya no estudié...ahora tengo una familia cinco chavos ¿tu crees? y pues trabajo en Televisión Mexiquense".

¡Órale que chido! fue mi respuesta...

Pero él me miro raro y me dijo: si, es chido si eres conductor, productor o camarógrafo. YO SOLO CARGO LOS CABLES DEL SET.

:(

El Gantus said...

Bueno a mi parecer son dos puntos los que hicieron al chavo del 8 un fenómeno mediatico:
1.- El humor físico y de repetición-
Chespirito copiaba sus rutinas de Chaplin y del Gordo y el Flaco, los cuales eran éxitos comprobados, cabe señalar que el personaje del vagabundo de Chaplin conocido como Charlotte, me recuerda el esquema del Chavo del 8, pobre, simpático y siempre sale avante a pesar de los problemas.
Chespirto tenía una larga trayectoria de escritor, principalmente en películas de Viruta y Capulina e inclusive en alguna de Tin Tan, (no tengo el dato exacto de cuales fueron, este es un comentario no una investigación), Su primer programa de televisión (con él a cuadro) fue "Los supergenios de la mesa cuadrada" donde más allá del humor simplón, desarrollo algunos sketches realmente interesantes y divertidos, sin embargo se dio cuenta que los televidentes disfrutaban el humor de pastelazo y que la repeticion de frases originaba una identificación que trascendía a las pantallas. por eso no es gratuito que sean predecibles y obvios sus situaciones.
Es obvio que a los niños les fascina este esquema, pero para una mente infantilizada como las de los pueblos tercermundistas, este esquema funciona en base a una necesidad de adormecer el cerebro.

2.- Un excelente selección de actores
Chespirito consiguió reunir a un grupo de actores que le dieron personalidad y sus propias caracteristicas a los personajes que el había creado, esta combinación permitio que la gente desarrollará una atracción no solo por el personaje principal sino tambien por los secundarios, ¿cuantas veces no esperabamos que Don Ramon le regresará la cachetada a Doña Florinda? , o Como el chavo y la chilindrina se burlarían de quico ¿o que el señor Barriga esquivará el golpe del chavo cuando llegaba a la vecindad?, esto rara vez sucedía, pero siempre esta la sensación de que puede suceder y eso te mantenía atento, esa atención hace que tu mente sea receptiva al más mínimo despliegue de humor, y por consiguiente se conseguía la risa.
Estos personajes secundarios armaban el programa y le daban una vida diferente.

El atacar a Chespirito no se me hace justo, el no es popular porque lo hayan forzado, la gente fue la que lo pusó en el sitio en donde esta, recordemos que en cuestión de comedia los 70 y los 80 tuvo muchos ejemplos de grandes programas cómicos, Los Polivoces, Ensalada de locos, Bartolo, La cosquilla, el show de Mauricio Garces etc etc. Chespirito logró personajes simples y directos, no era complicado y para un pueblo sodomizado por los medios de comunicación, tal vez se convirtió en un dulce canto entre tanta desesperanza, por muy absurdo y tonto que nos parezca.
Por cierto ¿No les resulta curioso que Chespirito sea tan popular despues de casi cuatro decadas que para los paises latinoamericanos o asiaticos han sido de crisis, problemas sociales y devaluaciones?
Insisto no es Chespirito el culpable, pero como nos encanta tener a quien culpar
Y ya me voy porque ya me extendí de más y el Clement me va a decir que si quiero mi media hora jeje
ainos!!!

maritzac said...

Porque era graciosísimo, de una forma simplona y fácil de entender. Porque era repetitivo y la familiaridad es cómoda y se vuelve motivo de afecto.

Ya cuando crecimos y nos volvimos amarguetas sentimos que perdió el chiste.

Igual que la carabina de Ambrosio y otros programas cómicos donde trabajaba gente de talento, como Hector Lechuga o Héctor Suarez, esos programas si daban risa no los bodrios de ahora

jarzuza said...
This comment has been removed by the author.
Moonwarden said...

creo que hay que situarnos en el contexto histórico, en los años 50 la TV era puramente cultural, en los sesentas cambio un poco y vinieron los melodramas en vivo y algo de comedia, medio carpera muy "correcta"

en otras palabras la variedad no era mucha (me consta, hice investigación bibliográfica de eso) el chavo representaba un grupo de niños tipo "La pandilla" a la mexicana. el programa pegó y pronto comenzó a recibir un fuerte apoyo publicitario y de anunciantes, de esa manera,tenía a excelentes escritores, muy motivados trabajando en el programa,, esto sucedio por espacio de unos 15 años hasta que la televisora cambio el esquema publicitario para quedarse con una mejor tajada, creo que fue en ese momento cuando los escritores se fueron y comenzaron a remakear viejos argumentos, volviendo al programa una repetición insoportable, ya que Chespirito decidió echarle más ganas a nuevos personajes (vamos, se entiende).

fuera de esas cuestiones el elenco es bueno y los personajes estaban tan bien construidos que el publico se encariño con ellos volviéndolos parte de la familia y bueno el chavo causa ternura, todos abusan de el, se la vive ahmbreado y siempre desea cosas que no puede conseguir... el tipico personaje loser que todos quieren...
una de las anecdotas más graciosas de Chespirito, es que en sus viajes por latinoamérica donde el chavo era practicamente un dios, mucha gente le regalaba tortas de Jamón, si esto no es arrastre no sé que lo sea.

seamos honestos muchos de nosotros una de las pocas cosas que los papás nos dejaban ver, era al chavo y nos lo aprendimos de memoria...

Con el tiempo el show lo tomaría Florinda Meza y se volvería "el show de la chimoltrufia" (demasiado loser para su propio bien) aunque tuvo capitulos muy profundos y excelentes,, como el de Ofelia Guilmain y la frase que su personaje dice "no soy pobre, tengo para vivir como reina hasta que muera... siempre y cuando me muera en 15 minutos" y entonces le harian la eutanasia (al show).

fue hasta el 2000 que Televisa decidió sacarlo de nuevo, como un experimento y salieron a la luz muchas cosas:

-era rating alto seguro, estuviera donde estuviera
- generaba encendidos: mucha gente encendia la tele para ver al chavo
- hacia que canales de nicho como el 5 se vendieran todo el año
- la gente gustaba de los capítulos donde salia kiko más que los demás...

y todos estos datos me constan, trabaje en televisa y sé de lo que hablo.

bueno dejaré de divagar, las razones del exito del chavo eran:
- innovadora para su época
- muy buenos argumentos
- comedia de carpa, de humor fino
- presentaba albur y doble sentido fino y raras veces grosero
- un excelente reparto de comediantes
- refleja la idiosincracia Mexicana
- y desde luego, años de verlo una y otra vez.

que opinan ustedes?

DanaZuster said...

Yo, como una de las jóvenes que vio El Chavo en sus repeticiones, puedo decir con toda seguridad que el programa me gustaba. Sí, era de un humor simplón. Sí, Chespirito creó personajes tontos, pero no hay que negar que ese programa es de un humor mucho más fino y agradable de lo que se nos presenta en la actualidad. Si bien el contexto de este programa es de la época dictatorial de Latinoamérica, no se debe negar que como buen programa de comedia, nos hizo reírnos de nuestra miseria.

Al final de cuentas, la comedia se trata de situaciones tristes aligeradas con risas

Dana.

Jay_traveller said...

no soy detractor de gomez bolaños, supo hacerla, eso que ni que, pero el programa me causaba desde niño una desesperacion tremenda.

Jay_traveller said...

no solo por la repeticion, creo que me... desesperaba? dolia? ver la miseria con la que vivian en la vecindad (y en la realidad me pasa igual...)

Juan Miguel said...

Hablar de "El chavo del 8", es como hablar de México.

señor gama said...

Pues ya lo decia el memin ockham, la explicación mas simple suele ser la correcta...
porque era entretenido...
aunque creo que eso no responde la pregunta de trasfondo, que sería algo asi como, ¿porque entretenía tanto un humor simplon y repetitivo?

No viví esa epoca de lleno (la verdad de niño lo veía pero mas grande me empezo a fastidiar como alguien dijera mas arriba) pero creo que tiene que ver con el hecho de que no habia muchas opciones de entretenimiento, al menos en nuestro país, imaginense un humor donde se burlaran del presidente o de otros politicos en los 70´s... y en televisa? no lo creo... e igual en america latina...

Creo que pego pq no habia nada mas para entretener...

former HC queen said...

Yo creo que pegó por lo mismo por lo que pegan las novelas de Thalía aquí y en China: porque a la gente le gusta la basura para evadirse de sus vidas miserables. Lo interesante es que en este caso lo que está adentro de la caja también es miserable, pero para tal caso prefiero Laura en América. La consentida del Rey Salomón. Saludos, querido Clément.

So said...

¡que alguien me lo explique porque que cosa tan horrible!!!

señor gama said...

por cierto, el video esta espantoso

Anonymous said...

Quiza (aventuro yo), sería la idea de que al final, a pesar de toda la miseria económica y mental de los protagonistas, no dejaban de ser felices y tener esperanza... ¿en que?, no sé...en que igual nosostros los pespectadores no estabamos tan jodidos, (o estabamos igual) y a pesar de ellos tambien podiamos ser felices.

El Nahual

Anonymous said...

A ver, tengo una hipótesis (y no es muy mía que digamos): Entre más pobreza, más es la necesidad de reír. Han habido algunos personajes a lo largo de la historia de la comedia que se suponen ricos o acomodados que han tenido cierto éxito, pero todos, si no, hagan cuentas, de los más notables y exitosos que conocemos han sido personajes que son miserables. Y en el caso de México uno de ellos es el Chavo del Ocho. Él junto con los demás personajes representó al miserable mexicano de sus años, y creo que su éxito ha trascendido porque la pobreza del país aún lo lleva de la mano.

el_vigia said...

Aquí hay algunos artículos interesantes sobre el tema, es lo más parecido a analizar "seriamente" el fenómeno del chavo del ocho..

http://www.taringa.net/posts/offtopic/1043624/Para-leer-el-chavo-del-8-(la-otra-cara).html


http://www.jornada.unam.mx/2005/07/03/sem-chavo.html

Buena discusión!!

Edgar Clement said...

WOAH...

Gracias por la participación.
Me están dando buenos nortes y apuntalando mi hipótesis de que México es una sociedad barroca...

... entendiendo el barroco no sólo como un estilo artístico sino como una cultura en general.

Mi idea es que las sociedades barrocas tienden a la inmovilidad, a no moverse de su sitio a pesar de transcurrir en el tiempo, es una estrategia para hacerse como el Tío Lolo, pues: creer que hay o habrá cambio cuando solo se está reforzando la inmovilidad.

El Chavo del 8 es eso, por eso es muy parecido a México, al final es producto de nuestra cultura, lo que nos horroriza en él es lo que nos horroriza de nosotros mismos como sociedad. Muchos sentimos que ya debió haberse superado, pero no entendemos por qué no es así en la realidad, muchos creemos que pude ser bueno de entre todo lo malo y otros que de plano deberíamos quemarlo y olvidarlo como si se terminara otro capítulo, pero con el riesgo de que el siguiente capítulo que hagamos sea lo mismo, pues en el fondo, no lo hemos superado.

Mientras vendrán las marchas como "Iluminemos México" que es como gritarle al malo "¡chusma, chusma!" y vendrán y se irán los mesías y los salinas como entran y salen el Señor Barriga y el Profesor Jirafales de la vecindad... y adentro todo seguirá igual... pero ante todo, sólo quedará la esperanza de que algún día las cosas cambiarán, mientras el "Chavo" se irá haciendo viejito, viejito, viejito, hasta que solo quede la repetición.

Esta traspolación no la hago de oquis.
Conozco a muchos de los que han posteado aquí y curiosamente sus sensaciones al respecto empatan con sus sensaciones con esta "vecindad" que es México...

Gracias por los comentarios, y por favor, si quieren continuar...

Edgar Clement said...

¡Ah, y por cierto...
El ocurrente que comparó a esta cosa que llamamos México con El Chavo, fue Traveller...

Y sí, el video es espantoso.

maritzac said...

"Creen que quieren un buen gobierno y justicia para todos, Vimes, pero ¿qué es lo que ansían en realidad, en el fondo de sus corazones? Solamente que las cosas sigan yendo como siempre y que mañana sea más o menos igual que hoy."

Lord Vetinari, en "Pies de Barro" de Terry Pratchett.

Vidita said...

Pssssttt oiga ya noto todos los estereotipos que se manejan en el chavo del 8?

El profesor Jirafales es como que la clase media intelectualoide que se siente frustrado por no poder sacar de la ignorancia y miseria los de abajo, y sigue chambeando y haciendo su lucha...

El chavo del 8 es el lumpen la clasa baja los descastados pues

Don Ramón es el pobre que roba a los otros porque no le queda de otra...

El señor BArriga es el burgues explotador...

Doña Florinda y Kiko son los lameculos del burgues o sea como que la clase media alta pero sin llegar hasta arribota :(

Sera puro alucine mio Edgar?
Me habre pasado de churritos anoche? o se me ha iluminado la tatema con tantas valitas que prendieron anoche los muchos inconfoirmes que gritaron ya basta?

Muchos besotes mi Edgar

Edgar Clement said...

Yo lo había leído distinto...

Jirafales es la institución pública, cortejando a una clase media venida a menos, clase media que repele al lumpenaje: la chusma, que vive entre la hueva y el oportunismo.

Don Barriga es el pequeño empresario, no es precisamente inculto y vive de la usura a fin de cuentas, aunque es algo barco, de otra manera no se explica que tolere los atrasos del lumpenaje.

No creo que en México exista la burguesía, sino la lumpenburguesía. En todo caso Don Barriga es un lumpenburgués, que teniendo dinero y cultura opta por vivir de la renta. Doña Florinda cree en ese orden, ella nunca se atrasa en sus pagos, sin embargo detesta la convivencia con la plebe...

¿De dónde saldrá la lana de Doña Florinda?

¡Ya, qué clavadez!

:P

señor gama said...

no creo que Chespiro se haya clavado tanto al momento de hacer los personajes, simplemente creo que fue a una vecindad y vio lo que habia en ella y eso lo representó en el programa...

Por cierto, el video es taaaan espantoso que no puedo dejar de verlo, es como cuando no puedes dejar de cantar o tararear una canción estupida, o ver fotografias de cuerpos destazados...

maldito morboooooo

Edgar Clement said...

Redundando en Jirafales...

Hay que recordar que El Chavo nace en al apogeo de los gobiernos civiles del siglo XX, el Ateneo de la Juventud, fundadores de la Educación Pública, denostan y despotrican contra las manifestaciones del 68 en México. Recurro así a vuelo de pájaro a Cuquita.

Jirafales representa una institución pública que se encuentra rebasada en su intento por formar una población civilizada, por un lado todos son una bola de jodidos desnutridos, y por el otro niños arrogantes ingobernables.

... ¡já!
Me imaginé a Díaz Ordaz y a Echeverría gritando ¡Táaa, táaa, taaaaá! y a Don Ramón como zardo yendo a dar cocos a la plaza de Tlatelolco a cambio de que se le perdonen algunas rentas...

Visto así... puede ser que ya no dé tanta risa el Chavo.

Jay_traveller said...

Del profesor jirafales yo voe los metodos de mano dura , el enfoque en "memorizar" y nada de reflexionar, el dogmatismo, aunque benvolente.

por otro lado, el señor barriga vive en la misma clase de miseria, hasta donde recuerdo. para empezar siempre se habla de su "fortuna", pero no tiene para comisionar a alguien que cobre las rentas (congerladas?).
su hijo estudia en la primaria del chavo, por ejemplo.
es probable que haya heredado la vecindad y ese sea su medio de subsistencia... es decir, no progresa el buen barriga, tal vez eventualmente se mude con el resto de la vecindad... (como si no lo hubiera visto antes... en la realidad) el señor barriga es el mundo empresarial de esa epoca.

y el chavo... lo dejan morirse de hambre, lo ven a diario y aun así.
para colmo el pobre no tiene futuro, ni pasado. es tan inocente que no sobreviviria un dia en la calle "real". pero los vecinos nomas lo ven... a veces hacen el gesto vacio de llevarle un plato de algo (que termina en el suelo o la cara de alguien...), pero lo hacen como algo excepcional en extremo.

y me seguiria con doña clotilde, pero es aun mas deprimente, ahi muere ya.

Jay_traveller said...

los errores de ortografía vienen porque estoy escribiendo desde el trabajo.

El Gantus said...

Clement:
Doña Florinda vivía de la pensión de su difunto espos ( que era marinero, por eso Quico se la pasa vestido de marinerito).
Más allá de los simbolismos en el chavo del 8, recordemos que el programa NO empezo en Televisa. pertenecia a TIM (Televisora Internacional mexicana o algo así) y que era la competencia de Televisa en aquellos años. De hecho Los Polivoces y Raúl Velasco salieron de ahí, fue hasta mediados de los 70 que Televisa compro el canal 8.
Así que Chespirito sale como respuesta y competencia de Televisa, y por eso los capitulos de sus principios son tan frescos y divertidos.
Y por favor no olvidemos al Chapulín Colorado que también ha sido un éxito.

Edgar Clement said...

Sí, pero el Chapulín es más elemantal.
Es una parodia de lo que es imposible aquí: un superhéroe.

Jay_traveller said...

habia muchos otros personajes, vicente chambon (a que no lo recordaban), o el doctor chapatin... estaban botana.
pero en el chespiriverso destilado y empaquetado a principios de los 80, el lineup que la mayoria recuerda consistia del chavo, los caquitos y los chifladitos. con apariciones de vez en cuando de el chapulin y el dr chapatin y una que otra obra de teatro chespirificada (esas si que me gustaban)

julio page said...

-- mas bien el chavo es un antiheroe, no gana pero como se divierte. Recuerdo una cita de Monsi para definir la cultura popular: "es el sitio en donde la masa produce y reproduce su derecho a la vida, al trabajo y a la risa", o algo asi, lo cito de memoria. Pero El Chavo es universal, da gusto encontrarse con un chileno o espaniol que se saben de memoria TODAS las canciones del Chavo: "que bonita vecindad, es la vecindad del chavo, no vale medio centavo pero es linda de verdad". Chespirito deberia ser llamado El Bardo de Jamon

Edgar Clement said...

Es que ese es el punto...
es una obra barroca...

¡no nos saca de jodidos, pero ah cómo nos saca del paso!

El esplendor de Mr.CH es una apoteósis, donde solo hay una pared pelona...

Nefesh Bleu said...

Yo recuerdo que por allá en 1986, un profesor que tuve de civismo nos amenazaba con encerrarnos en un cuarto amarrados y con alfileres en los ojos para torturarnos con maratones del chavo del ocho. Por cierto, el tipó en cuestión era un politiquillo afiliado al PAN llamado Agustín nosequé, lo último que supe de él es que estuvo al frente de la poli de Atizapán o de Naucalpan y que hubo un gran desmadre ahí bajo su tutela. Bueno, ya me desvié del tema... el hecho es que si bien el humor era simplista y hacía ruidito en el subconsciente subdesarrollado de los subdadanos latinoamericanos, ya sea por elemental o por vivencial, el chavo (y el chespiriuniverso) han sido una gran constante en nuestra dieta cultural popular.

En lo particular, desde mi posición de pseudointelectual de cafesín condesero, me daba penita admitir que a veces me parecía un remanso de diversión, una pausa al gran desmadre que es la vida en esta ciudad.

No tuve mayor idea de la penetración y el impacto que tuvo el programa en nuestra población hasta que en una ocasión que visité un pueblo llamdo Tesiutlán (espero haberlo escrito bien) noté que había dos horas específicas del día en el que la vida ahí se detenía. Y esas horas eran precisamente la repetición del chavo del ocho al medio día y por la tarde en dos canales distintos.

Fue un gran impacto para mí ver que la gente se acomodaba plácidamente en las loncherías, en las cantinas o en los quicios de las puertas (con su tele de pilas)para ver el programa. Incluso en los almacenes Garcí o en las panaderías y cafés internet se paraba la vida. Se supendía para mostrar su pulso en una carcajada uniforme en la cual todo el pueblo era partícipe.

Quizá sea la identificación con los personajes, quizá sea lo mismo simplón del mismo. Quizá sea la simpleza de espíritu de los teziutlenses (lo digo con mucho respeto hacia la población) pero en esos dos momentos al día el pueblo se unificaba para tomar su respiro de lo que significaba estar vivo.

Yo me he puesto a ver algunos de los programas ahora en su versión en caricatura y he descubierto que los argumentos están casi calcados del programa original. Con las bondades y extras que da el recurso de hacer caricaturas... si hay algo que le he de elogiar al señor Gómez Bolaños es la finura dentro de lo elemental que era su comedia.

Como alguien comentara aquí líneas arriba... a veces lo que no se decía o lo que se ocultaba era lo que te hacía reflexionar y hacer suposiciones que derivaban en situaciones terribles. Tal y como pasara en alguna dictadura militar cuando se comienza a cuestionar al régimen de gobierno.

Quizá la magia de hacer parecer que nada pasa y que todo sigue igual, sin cambios aparentes, era lo atractivo del programa. Porque si mal no recuerdo, cuando uno como niño, y aún de adulto, se adentraba a llenar los huecos y a entender las carencias propias de los personajes, se llegaba a la conclusión de que sus vidas eran miserables e imposibles de soportar con cordura.

Quizá esa sea la enseñanza más loable del chavo del ocho: que viviendo al día, con las probabilidades en contra y con la vida a cuestas, siempre terminabas la jornada lo más digno posible. Aunque fuera una dignidad de oropel que sólo los resarciera ante ellos mismos.

De alguna manera, el señor Gomez Bolaños encontró la formulita de generar personajes universales y arquetípicos con su carga de valores... mismos que son aplicables y compartidos por la gran comunidad latinoamericana que poblamos este continente.

Quizá la forma en que lo desarrolló sea muy incómoda para nosotros, los que siempre estamos buscando modelos aspiracionales mejorables...

Quizá eso le valga madres a la chavita que tiene que pasarse 12 horas respirando smog y soportando las inclemencias del clima mientras atiende un puesto de dulces afuera de alguna dependencia pública, o al cargador de la central de abastos que tiene la musculatura de Conan con la jeta y el olor de changolión y lo máximo que aspira es a agarrar a una morrita mona de las que se ponen en fila en la merced y que pueda soportar su tufo a pulque agrio.

Quizá sólo sea el circo de la frase cesárea de "pan y circo al pueblo"...

El hecho es que está ahí y, por mucho que nos avergüence o no, existe.

En lo particular, no soy partidario del programa. Pero reconozco que sus horas-nalga para escribir tanta pendejada, le rindieron muchos dividendos al señor Gomez Bolaños.

Anonymous said...

Qué sorprendente que todos -incluído tú, Clemente-pasen por alto el origen de la risa, que definitivamente tiene que ver con la sociedad que lo produce y lo acepta: autoritaria y abusiva. El Chavo del 8 está formado de un discurso violento, construído en medio de situacíones de abuso verbal y físico, que nada tienen que ver con el respeto, en este programa los golpes son parte y forma de lo que la gran mayoría de ustedes considera entretenido, y no de gratis sus secuela en caricatura sigue en pantalla
¿Será también por esto, por está naturalidad con la que la mayoría de los mexicanos asumen la violencia al grado de ni verla, que en nuestro país existen tan altos índices de violencia intrafamiliar y premarital.., Tienes razón Edgar: la televisión legitima los discursos, y lo hace a tal grado que constantemente naturaliza la brutalidad.
Tu alma gemela

FRAGA said...

Por la orfandad del Chavo, todos queríamos arroparlo! y, al mismo tiempo, compartíamos esa hambre eterna por las tortas de jamón, es decir, nos hacía vernos menos jodidos que él, lo cual ya es un consuelo ¿no?

Rubas said...

38 comentarios fue mucho para la chamba... perdón por opinar sin haberlos leído todos.

El Chavo triunfó por ser la única comedia bien estructurada y circular. Los chistes que se repiten crean complicidades. Por alguna razón ningún otro guinista televisivo lo ha entendido nunca.